Un hombre entra de madrugada en un local de Madrid y mata a tiros al dueño y a una clienta

El dueño de un pub y una clienta fueron asesinados en el local, situado en la calle Pozas de Alcorcón (Madrid), y otra persona resultó herida al recibir todos ellos disparos de otro hombre que irrumpió sobre las cinco y media de la mañana. El autor se dio a la fuga y la Policía le estaba buscando al cierre de esta edición.

Un hombre entra de madrugada en un local de Madrid y mata a tiros al dueño y a una clienta
Varios familiares y amigos de uno de los fallecidos, en el lugar del tiroteo	EFE/MARISCAL
Varios familiares y amigos de uno de los fallecidos, en el lugar del tiroteo EFE/MARISCAL

El dueño de un pub y una clienta fueron asesinados en el local, situado en la calle Pozas de Alcorcón (Madrid), y otra persona resultó herida al recibir todos ellos disparos de otro hombre que irrumpió sobre las cinco y media de la mañana. El autor se dio a la fuga y la Policía le estaba buscando al cierre de esta edición.

Según fuentes policiales y del 112, cuando a las 05.40 horas de la mañana los servicios sanitarios llegaron al lugar de los hechos, se encontraron a un hombre detrás del mostrador con varios disparos en la cabeza ya muerto, sin posibilidad de reanimación, y solo pudieron confirmar la muerte.

La mujer, en cambio, se encontraba en parada cardiorespiratoria, con una herida en el hemitórax derecho, sin orificio de salida. Los médicos del Summa intentaron reanimarla, pero finalmente falleció.

Asimismo, se encontraron dentro del local a un hombre de 43 años, pareja sentimental de la mujer fallecida, con una herida de bala en el muslo izquierdo sin orificio de salida, que tras ser estabilizado, fue trasladado al hospital de Alcorcón en ambulancia por la Fundación Protección Civil de este municipio madrileño.

Según las mismas fuentes, al parecer, el autor de los disparos conocía a las víctimas y se dio a la fuga posiblemente en un vehículo. Los fallecidos son el dueño y una clienta, y la Policía cree que el agresor les disparó movido por un ajuste de cuentas.

Aunque la investigación acaba de comenzar y no se descarta ninguna hipótesis, los agentes creen que ese es el motivo que ha guiado al agresor, cliente habitual del pub –llamado “On the Sea”– de la calle las Pozas, y conocido por frecuentar la zona y por sus tatuajes.

Por otro lado, un hombre de 70 años disparó con una escopeta a una mujer, que perdió dos dedos, y a su hija en un piso de Madrid. El hombre había vivido antes con ellas y les pidió pasar la noche en la vivienda, aparentemente borracho, tras lo que comenzó una discusión que acabó con el tiroteo.

El sospechoso, llamado Juan, había vivido en una habitación alquilada a las mujeres, hasta que le echaron porque solía beber y causaba incidentes. n