• Martes, 12 de Diciembre de 2017

Alcampo podrá modificar el proyecto y hacer un centro comercial en Megasa

El centro comercial en la finca de la antigua Megasa, un proyecto que parecía finiquitado hace un año, recobra fuerza tras caducar la suspensión potestativa de licencias sin que el gobierno de Alberto Varela lograse aprobar inicialmente la revisión del Plan Xeral de Ordenación Municipal.

Alcampo podrá modificar el proyecto y hacer un centro comercial en Megasa
Los trabajos en la finca de As Carolinas avanzan a un ritmo vertiginoso	gonzalo salgado
Los trabajos en la finca de As Carolinas avanzan a un ritmo vertiginoso gonzalo salgado

El centro comercial en la finca de la antigua Megasa, un proyecto que parecía finiquitado hace un año, recobra fuerza tras caducar la suspensión potestativa de licencias sin que el gobierno de Alberto Varela lograse aprobar inicialmente la revisión del Plan Xeral de Ordenación Municipal.
Una vez que esta medida no está en vigor, cualquier promotor puede presentar un proyecto para construir un centro comercial en el municipio y, es más, Alcampo, podría modificar el que ya está ejecutando para incluir las tiendas que en su día suprimió para obtener las licencias municipales.
Cuando a finales de febrero el alcalde y la concejala de Urbanismo, Paola María, comparecía acompañados por la presidenta de Zona Aberta, Rocío Louzán, y otros miembros de la directiva, para anunciar que durante un año no se daría permiso de licencia a ningún centro comercial, Alcampo se vio obligado a cambiar sus planes.
La intención de la firma, desde el primer momento, era la de instaurar un modelo como el que ya funciona en otros municipios y que incluye varios establecimientos comerciales rodeando el hipermercado, eje central del proyecto.
Sin embargo, ya durante la campaña electoral los socialistas mostraron su rechazo al proyecto del centro comercial. Una postura que mantuvieron tras alcanzar el gobierno y en la que cuentan con el apoyo de todos los grupos de izquierdas.
Tras mucho debate, apostaron por la suspensión potestativa de licencias, una medida con un plazo limitado: Un año. En ese tiempo, el ejecutivo tenía que aprobar inicialmente el PXOM para poder mantener el veto a los centros comerciales.
Pero no pudo ser. Problemas laborales en la firma Eptisa, encargada de la redacción del Plan Xeral, desbarató los plazos y, a día de hoy, el ejecutivo ni siquiera convocó todavía al resto de los grupos para mostrarle los avances en la revisión del PXOM, aunque fuentes municipales aseguran que el documento de inicio se dará a conocer en breve.
En cualquier caso, el centro comercial en la antigua finca de Megasa ya tiene vía libre. n