• Miércoles, 13 de Diciembre de 2017

Arousa lidera por tercer mes consecutivo la destrucción de empleo en Galicia

O Salnés lidera, por tercer mes consecutivo, la destrucción de empleo en la comunidad gallega. A las listas del Servizo Galego de Colocación se suman en esta ocasión 421 personas más.

Arousa lidera por tercer mes consecutivo la destrucción de empleo en Galicia
El paro vuelve a crecer en Arousa por tercer mes consecutivo y desde el final del verano | g.s.
El paro vuelve a crecer en Arousa por tercer mes consecutivo y desde el final del verano | g.s.

O Salnés lidera, por tercer mes consecutivo, la destrucción de empleo en la comunidad gallega. A las listas del Servizo Galego de Colocación se suman en esta ocasión 421 personas más. Ocurrió lo mismo tanto en septiembre como en octubre y tras un periodo estival especialmente bueno en contratos para los ayuntamientos bañados por la Ría de Arousa. Los datos tampoco son positivos en las otras dos comarcas con influencia arousana. De hecho en O Barbanza el paro aumentó en 61 personas, mientras que en la comarca del Ulla-Umia lo hizo en 41 vecinos en la búsqueda de empleo activo.
Los datos no son nada positivos para el empleo en O Salnés en este último tramo del año, a la espera de un balance que daría un indicativo de la variación entre la anualidad de 2016. A día de hoy son 9.329 personas las que están buscando trabajo en alguno de los municipios salinienses. La sangría en noviembre fue especialmente destacada en los concellos turísticos de O Grove y Sanxenxo, que suman respectivamente 156 y 133 parados. Con estas cifras los grovenses tienen 985 desempleados en total, mientras que en Sanxenxo hay a día de hoy 1.312.
No obstante es Vilagarcía la que todavía se resiente a la hora de crear puestos de trabajo. De hecho son 3.645 los vecinos que lo buscan, 68 más que en el mes de octubre. Cambados está en el “top 3” en el número de desempleados, 1.113 en total y 31 más en el mes de noviembre. En el caso de Vilanova hay en total 805 personas en búsqueda activa de un contrato, 8 más que en el mes anterior; Meaño tiene 23 parados más y suma un total de 416, mientras que Meis y Ribadumia tienen 384 y 367 con 5 y 9 más desempleados respectivamente.
El único oasis en esta sangría del empleo es A Illa, que pese a que todavía suma un total de 302 parados, si consiguió firmar 12 nuevos contratos en el mes de noviembre.
 

En Barbanza
La destrucción de empleo también se dejó notar en el margen norte de la Ría de Arousa. O Barbanza cerraba el mes de noviembre con un total de 4.111 personas, dado que todos los ayuntamientos de la comarca excepto el caso aislado de Rianxo, perdieron puestos de trabajo. Ribeira, el que más, con 58 contratos menos y con 1.579 desempleados en total. Le sigue Boiro con 1.259 personas en búsqueda activa de empleo y con un aumento en el mes de noviembre de parados de 8 personas. En A Pobra hay 555 desempleados, 20 de ellos pasaron a formar parte de esta lista en el mes de noviembre. Rianxo aguanta el tirón y pese a tener 718 personas en las listas del Servizo Galego de Colocación consigue firmar 25 contratos en el pasado mes.
Ulla-Umia
La comarca del Ulla-Umia es la que mantiene más el tipo en Arousa. En total suma 31 parados más en noviembre y tres localidades (Cuntis, Moraña y Portas) consiguen firmar contratos en el penúltimo mes del año. La subida más significativa es la de Caldas con 18 parados más y 806 en total; Pontecesures suma 17 desempleados y tiene un total de 237; Catoira 15 más y un total de 294 y Valga tiene 6 parados más y cuenta con 406 personas en las listas del Inem. l