Un conductor resulta herido grave tras chocar contra un taxi en Saiar

El conductor de un turismo resultó herido grave tras colisionar contra un taxi en Caldas de Reis. Los hechos se produjeron sobre las 9:45 horas en la PO 305, carretera que comunica Vilagarcía con el Alto do Pousadoiro, a su paso por Saiar.

Un conductor resulta herido grave tras chocar contra un taxi en Saiar
Los bomberos tuvieron que extraer la puerta para poder liberar al conductor	cedida
Los bomberos tuvieron que extraer la puerta para poder liberar al conductor cedida

El conductor de un turismo resultó herido grave tras colisionar contra un taxi en Caldas de Reis. Los hechos se produjeron sobre las 9:45 horas en la PO 305, carretera que comunica Vilagarcía con el Alto do Pousadoiro, a su paso por Saiar.
En el accidente se vieron implicados dos turismos, un Mercedes Clase E, un transporte público en el que viajaban tres personas, y un Peugot 309. Fue el conductor de este último vehículo el que resultó peor parado.
El fuerte impacto frontolateral además de provocar importantes daños en el turismo provocó fuertes lesiones al conductor, que además quedó atrapado.
Hasta la zona se desplazaron, según informan desde el 112 de Galicia además de la Policía Local y Protección Civil de Caldas, efectivos sanitarios, Guardia Civil de Tráfico, el GES de Valga, el 061 y los Bomberos de Vilagarcía, que excarcelaron al conductor del turismo, E.P.B., de 76 años de edad.
Para ello, según explican desde el parque, tuvieron que realizar varias maniobras hasta la total extracción de la puerta del conductor.
El hombre fue trasladado en primer término al Hospital do Salnés, donde lo operaron, pero posteriormente, y ante la gravedad de su situación, lo derivaron a Montecelo, donde se encuentra ingresado, con neumotórax, en la Unidad de Cuidados Intensivos.
Los otros dos heridos como consecuencia de la colisión frontolateral fueron los pasajeros del taxi. Se trata de M.R.V., de 42 años de edad, y J.G.M., de 53, cuyas heridas no revestían gravedad hasta tal punto que fueron dados de alta en el Hospital do Salnés.