• Miércoles, 20 de Septiembre de 2017

Costas retira el mirador de la playa de A Concha tras dos años precintado por su peligrosidad

La Jefatura Provincial de Costas ha llevado a cabo esta semana la retirada del palafito de madera de la playa de A Concha, que se encontraba precintado desde julio de 2015 debido a la peligrosidad que presentaba por su mal estado, informaron fuentes municipales. 

Costas retira el mirador de la playa de A Concha tras dos años precintado por su peligrosidad
El mirador estaba ubicado en la playa de A Concha y ofrecía mala imagen | gonzalo salgado
El mirador estaba ubicado en la playa de A Concha y ofrecía mala imagen | gonzalo salgado

La Jefatura Provincial de Costas ha llevado a cabo esta semana la retirada del palafito de madera de la playa de A Concha, que se encontraba precintado desde julio de 2015 debido a la peligrosidad que presentaba por su mal estado, informaron fuentes municipales. 
El gobierno local le solicitó el año pasado que se eliminara esta estructura. El propio alcalde, Alberto Varela, realizó la petición ante el riesgo que suponía para las personas que pasaban por la zona. Así, Costas se comprometió a hacerlo una vez transcurrido el verano, como ha hecho. 
Las mismas fuentes recordaron que el mirador fue instalado por la administración tras la regeneración de los arenales y la construcción del paseo marítimo. Sin embargo, la estructura ancorada al muelle del ramal y abalconada de cara a la playa de A Concha, “atopábase dende había varios anos en estado precario”. 

Incidentes
Su mal estado se fue agravando con el paso del tiempo y la acción de las duras condiciones climáticas del mar. Como consecuencia, la madera fue pudriéndose y se abrieron boquetes en el solado, “o que representaba un grave risco para as persoas que accedían ao mesmo, téndose producido algún incidente”. 
Los técnicos también detectaron la oxidación de las armaduras de los pilares de hormigón por su contacto con el agua del mar, así como la podredumbre de alguna cabeza de viga. Además, el mirador también sufrió daños tras la acción de actos vandálicos como el de un fuego prendido sobre la estructura de madera, “agravando aínda máis a precaria situación da estrutura e aumentando a mala imaxe que esta estaba a producir nunha contorna tan frecuentada como son as praias e o paseo marítimo”, añadieron desde Ravella. De hecho, en 2015 se precintó. l