• Miércoles, 23 de Agosto de 2017

Crónica | “Sintámonos orgullosos das nosas festas, da nosa terra”

Acompañado de su abuelo Enrique de 90 años y de su sobrina Izel de 8 el vilagarciano David Seijo utilizó sus recuerdos y su vinculación directa con las fiestas para confeccionar un pregón que, un año más, marcó el punto de salida al mes más intenso del año en la capital arousana.

Crónica | “Sintámonos orgullosos das nosas festas, da nosa terra”
David Seijo fue el encargado de leer el pregón arropado por su abuelo y su sobrina | gonzalo salgado
David Seijo fue el encargado de leer el pregón arropado por su abuelo y su sobrina | gonzalo salgado

Acompañado de su abuelo Enrique de 90 años y de su sobrina Izel de 8 el vilagarciano David Seijo utilizó sus recuerdos y su vinculación directa con las fiestas para confeccionar un pregón que, un año más, marcó el punto de salida al mes más intenso del año en la capital arousana. Seijo recordó su niñez, plagada de recuerdos en “Doutor Tourón, asiduo ao parque da Xunqueira” cuando todavía era un “neno trasno, aventureiro e soñador que algún día podería falar para a miña xente dende este balcón”.
Y es que el de ser pregonero era uno de los sueños del actor, que reconocía haber cumplido “un soño de unión coa miña casa, a terra que me veu nacer, crecer, acertar ás veces e tamén equivocarme”.
Seijo habló de sentimientos y de emociones, “do que sinto por estas festas, por Vilagarcía, por vós, pola miña casa”.
El actor explicó lo que simbolizan para él las fiestas de San Roque, entre las que se incluye el agua. Definió esos sentimientos en dos palabras, “unión e fraternidade”. Habló de la familia, de los amigos... “cada amigo é como un irmán e a miúdo saben como demostrarnos que os lazos de sangue non importan cando se trata de permanecer unidos”. También de los “pais e nais, os nosos avós e avoas, que merecen toda a nosa admiración e respecto”. Unas palabras acompañadas de un ruego... “escoitemos moito máis aos maiores”.
Para vecinos y turistas
Seijo tuvo palabras para los vecinos de Vilagarcía que llevan años disfrutando de sus fiestas, y también para aquellos que visitan la capital arousana en agosto. “Benvidos todos e todas a Vilagarcía”. 
      El pregón estuvo marcado a la par de un toque poético, con una poesía que fue toda una oda a lo que significa Galicia y el orgullo de ser gallego. También de un toque positivo. “Nos tempos que corren fai falta ser moi positivo”. Y otro tanto de orgullo propio. “Sintámonos orgullosos das nosas festas, da nosa terra, da nosa gastronomía, dos nosos traballadores, do noso entorno, da nosa cultura, de como vivimos, de ser galegos, e por suposto de ser moi boa xente”. Apeló al espíritu patrio e incidió en que “vivamos como galegos, claro que si... e que o resto do mundo nos teña envexa”.
     Consciente de que el pregón no es más que el inicio de semanas de fiesta intensa a todos los niveles Seijo pidió “solidaridade e respecto” y animó a “deixarse levar pola ola, pola xente que nos quere” acabando con un “Longa vida a San Roque” coreado por todos los que exprimirán el mes de agosto al máximo. l