Eptisa comunica a Ravella su intención de cumplir los plazos de redacción del PXOM

El delegado de la empresa Eptisa, encargada de la revisión y redacción del PXOM de Vilagarcía, se puso en contacto hace unos días con el alcalde, Alberto Varela, para garantizarle al regidor que se cumplirán debidamente los plazos previstos para finalizar este importante documento. 

Eptisa comunica a Ravella su intención de cumplir los plazos de redacción del PXOM
El PXOM busca reordenar los diferentes espacios públicos del ayuntamiento de Vilagarcía
El PXOM busca reordenar los diferentes espacios públicos del ayuntamiento de Vilagarcía

El delegado de la empresa Eptisa, encargada de la revisión y redacción del PXOM de Vilagarcía, se puso en contacto hace unos días con el alcalde, Alberto Varela, para garantizarle al regidor que se cumplirán debidamente los plazos previstos para finalizar este importante documento. 
Tras haberse anunciado un ERE en Eptisa las alarmas saltaron en Ravella y el propio alcalde incidía ayer que los retrasos a los que se refería el delegado de la firma ya se han dado. “Retrasos ya los está habiendo”, apuntaba Varela.
De hecho el alcalde tiene previsto hablar en breve con responsables de Eptisa para conocer de primera mano si la situación de la empresa, sometida ahora a un Expediente de Regulación de Empleo, va a afectar y en qué medida al contrato que tiene con el Concello de Vilagarcía. Como ya se había dicho en su día no es la capital arousana la única localidad que se ve afectada por estos avatares laborales. “Hay otros concellos y nosotros estamos en contacto con otros alcaldes para ver en qué medida se puede hacer algo conjunto”, apunta Varela. 
A mayores dice el alcalde que también es necesaria una reunión con la Secretaría Xeral de Urbanismo de la Xunta de Galicia, dado que este departamento también financia parte de la revisión y redacción del Plan Xeral y, por lo tanto, “también tendrán algo que decir al respecto”.
El ERE en la empresa encargada de la redacción del PXOM desde hace ya años ha caído como un jarro de agua fría en la administración local vilagarciana. Y es que la idea del equipo de Alberto Varela era llevar a Pleno antes del mes de marzo la aprobación inicial del Plan Xeral con la idea de que quede más que constatada la suspensión de licencias para las grandes superficies. Además la intención del Partido Socialista era poder dar carpetazo a este importante documento urbanístico antes del último tramo del mandato, algo que ahora parece que no podrá cumplirse. n