Fallece en el Hospital Federico Heredia, uno de los rostros más conocidos de la calle vilagarciana

Federico Heredia, uno de los rostros más conocidos de la calle vilagarciana, falleció hace unos días, tras ser encontrado en muy mal estado en el entorno de Praza España, donde acostumbraba a dormir últimamente.

Fallece en el Hospital Federico Heredia, uno de los rostros más conocidos de la calle vilagarciana
La fotografía de Federico Heredia formó parte de la exposición solidaria “Caritarte” en la edición de 2016 | a. caeiro
La fotografía de Federico Heredia formó parte de la exposición solidaria “Caritarte” en la edición de 2016 | a. caeiro

Federico Heredia, uno de los rostros más conocidos de la calle vilagarciana, falleció hace unos días, tras ser encontrado en muy mal estado en el entorno de Praza España, donde acostumbraba a dormir últimamente.
Llevaba varios meses arrastrando graves problemas de salud y fueron varias las personas que intentaron ayudarle. Una de ellas incluso acudió a los juzgados a pedir ayuda y, tras la intervención de Fiscalía, por unos días Federico Heredia durmió bajo techo.
Sin embargo, los que siguieron de cerca su deterioro durante este crudo invierno señalan que no era fácil prestarle ayuda. También lo intentaron entidades como Cáritas, pero Federico rechazó en numerosas ocasiones el techo que se le ofrecía alegando su rechazo a las normas de disciplina que conllevaba.
En las últimas semanas estuvo en varias ocasiones en el Hospital do Salnés. Los que lo conocen señalan que se le veía desorientado e incluso dejó de conocer a varias de las pesonas con las que, hasta hace un tiempo, hablaba prácticamente cada día.
Una de sus últimas visitas al centro de Ande, durante las fiestas navideñas, acabó a los pocos días, cuando solicitó el alta voluntaria. Regresó al Hospital do Salnés tras el festivo de Reyes, pero ya en muy mal estado y los médicos no pudieron hacer nada.
Protocolo
El Concello de Vilagarcía acogió ayer una reunión de trabajo para ampliar y coordinar el protocolo municipal a seguir en caso de olas de frío con el objeto de atender y proteger a las personas sin hogar o que se encuentran en situación de vulnerabilidad. Asistieron al concejala de Servicios Sociales, Tania García, técnicos del departamento y representantes de Cruz Roja, Cáritas Interparroquial, centro de salud, hospital comarcal, Policía Local, Policía Nacional y Servizo Municipal de Emerxencias.
El protocolo presta especial atención a las personas que pernoctan en las calles, pero también a aquellas que, aún teniendo un techo, residen en infraviviendas o no pueden afrontar por sus propios medios la protección térmica de sus hogares. Algunas de las medidas previstas en el documento son el reparto de mantas, alimentos calientes, kits de abrigo, ampliación de horarios en el albergue o habilitar espacios provisionales de alojamiento.
La reunión de ayer sirvió para actualizar el protocolo y completarlo con necesidades detectadas por los agentes sociales, como concretar el procedimiento de derivaciones o la elaboración de una guía de recursos en la que, por ejemplo, el Concello incluirá la plaza de la que dispone en la residencia Divina Pastora tras la firma del último convenio con la entidad, y que se reserva para alojar casos de urgencia. l