• Jueves, 14 de Diciembre de 2017

Piden 18 años de cárcel para el hombre que atropelló a dos hermanas en A Torre

La Audiencia de Pontevedra acogerá el próximo mes el juicio contra J.P.R., el vilagarciano acusado de atropellar intencionadamente a dos hermanas el 11 de junio de 2014. Una de las víctimas, M.I.M.C., era su vecina en el la calle Bouza da Torre.

Piden 18 años de cárcel para el hombre que atropelló a dos hermanas en A Torre
Momento en el que J.P.R. pasa a disposición judicial en Vilagarcía, hace dos años y medio	d.a.
Momento en el que J.P.R. pasa a disposición judicial en Vilagarcía, hace dos años y medio d.a.

La Audiencia de Pontevedra acogerá el próximo mes el juicio contra J.P.R., el vilagarciano acusado de atropellar intencionadamente a dos hermanas el 11 de junio de 2014. Una de las víctimas, M.I.M.C., era su vecina en el la calle Bouza da Torre.
Precisamente los hechos por los que este hombre, de unos 38 años de edad, se sentará en el banquillo, ocurrieron a escasos metros del lugar en el que víctima y acusado residían.
Según considera probado el fiscal, J.P.R. circulaba por la zona cuando vio a su vecina, de la que tenía una orden de alejamiento que en aquellos momentos no era firme.
Al llegar a la altura de la mujer, y siempre según se recoge en el escrito de acusación del Ministerio Público, el acusado “cambió bruscamente la trayectoria a pocos metros de ellas y con la intención de acabar con la vida de M.I.M.C., la cual iba acompañada de su hermana en ese momento, efectuó un desplazamiento lateral a su derecha a la vez que aceleraba hacia el lugar en que se encontraban las peatones hasta impactarlas y llegar a rozar el propio muro de cierre de la vivienda, pero sin llegar a lograr su propósito”.
Unos hechos que causaron diversas lesiones a las víctimas, que tuvieron que ser hospitalizadas durante siete y ocho días respectivamente. Unos daños de los que todavía se resienten. Una de ellas, la hermana, presenta secuelas como ligamentos cruzados y perjuicio estético de siete cicatrices en la cara.
La mujer que residía en A Torre (ambas hermanas son naturales de Caldas) tiene también cicatrices y presenta un cuadro de estrés postraumático, según incide el fiscal, que pide que el acusado, de forma solidaria con la compañía de seguros, indemnice a su hermana con 20.140,93 euros, y a la otra víctima con 16,782,62 euros. Además, el fiscal Manuel Touriño, que no tiene en cuenta ningún atenuante, pide 18 años de cárcel para J.P.R., nueve por cada uno de los delitos de homicidio en grado de tentiva, solo un año menos que los que solicitó en su día el ministerio público en el fratricidio de Guillán, siendo dicho caso un homicidio consumado.