• Miércoles, 21 de Febrero de 2018

La Iglesia dice que la cruz falangista debe retirarla la “autoridad civil”

El Arzobispado defiende que son las “autoridades civiles” las que deben ocuparse de retirar la cruz falangista que luce en la fachada de la iglesia parroquial Santa Eulalia de Arealonga.

La Iglesia dice que la cruz falangista debe retirarla la “autoridad civil”
La cruz, que está situada en un lateral de la iglesia parroquial, está dedicada a Primo de Rivera y a los “caídos”| g.s.
La cruz, que está situada en un lateral de la iglesia parroquial, está dedicada a Primo de Rivera y a los “caídos”| g.s.

El Arzobispado defiende que son las “autoridades civiles” las que deben ocuparse de retirar la cruz falangista que luce en la fachada de la iglesia parroquial Santa Eulalia de Arealonga.
El gobierno socialista anunciaba hace unas semanas que iba a pedir a la iglesia la retirada de este símbolo del franquismo, en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica.
Ya entonces, desde el ejecutivo se señalaba que quince años antes la Iglesia se había mostrado conforme a la retirada de la cruz. Sobre este asunto se posicionó hace tres días el Arzobispado, que se remitió a un acuerdo firmado en julio de 2003 en el que se autorizaba la retirada de “la cruz y las laudas” que, eso, sí, debería ser aprobada por la Dirección Xeral de Patrimonio.

Tras esta respuesta de la Iglesia, quedaba la duda de por qué si hay acuerdo desde hace un quincenio en que la cruz sea retirada, no se había llegado a hacer.
Desde el Concello aseguraron que la Dirección Xeral de Patrimonio incluso había dado el visto bueno. La respuesta a esta cuestión la tienen también en el Arzobispado, que considera que no le corresponde la retirada de la cruz que tiene en su cabecero un lauda a José Antonio Primo de Rivera, en la base el lema ““Por Dios, España y su revolución nacional sindical” y en los laterales los nombres de los “caídos” de bando franquista.
“En su momento fueron las autoridades civiles quienes las colocaron. Ahora, la obligación de retirada de signos o símbolos es de las Administraciones públicas. La Iglesia, parroquia o diócesis, colabora autorizando que se retiren. Lo que ya se hizo hace años”, aseguran fuentes del Arzobispado de Santiago, al que pertenece la parroquia de Santa Eulalia de Arealonga.

Otros ejemplos
Lo cierto es que en otros lugares donde se llevó a cabo la retirada de símbolos franquistas de los templos fue el Concello el que asumió esta actuación. Así ocurrió por ejemplo en Vigo, donde el gobierno liderado por el socialista Abel Caballero retiró en 2010 los símbolos franquistas anclados en los muros de doce iglesias del municipio.
En Vigo fue un acuerdo entre el Arzobispado y el Concello el que permitió esta actuación, que se llevó a cabo por restauradores contratados por la administración municipal.
También en Lalín fue el acuerdo entre el Concello y la Iglesia el que permitió la retirada de los vestigios del bando nacional en los templos del municipio, lo que se inició en marzo de 2017.
Un caso muy polémico y reciente fue el que se produjo en Callosa del Segura, en Alicante, donde la retirada de una cruz falangista por parte del Ayuntamiento causó un enfrentamiento con algunos vecinos. La justicia medió a favor del cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica.
En todos estos casos fue la autoridad civil, es decir, la administración municipal, la encargada de eliminar los símbolos .