• Miércoles, 13 de Diciembre de 2017

Masiva respuesta a la marcha en defensa del área sanitaria de O Salnés

La defensa del área sanitaria e O Salnés volvió a demostrar ayer su capacidad y peso de convocatoria. Unas 3.000 personas, según la organización, y unas 2.500

Masiva respuesta a la marcha en defensa del área sanitaria de O Salnés
Los participantes acabaron la andaina a las puertas del Hospital do Salnés donde se leyó un manifiesto | mercedes Rolán
Los participantes acabaron la andaina a las puertas del Hospital do Salnés donde se leyó un manifiesto | mercedes Rolán

La defensa del área sanitaria e O Salnés volvió a demostrar ayer su capacidad y peso de convocatoria. Unas 3.000 personas, según la organización, y unas 2.500, según la Policía Local, participaron en una marcha que salió del ambulatorio de San Roque pasadas las once y media de la mañana para llegar al Hospital do Salnés una hora después y rodearlo. Pese a la gélida mañana los asistentes a la marcha lo hicieron coreando consignas muy claras y con pancartas en las que se podía leer: “Non á supresión da área sanitaria do Salnés”, “A sanidade non se vende, deféndese” y “Queremos médico en Vilaxoán”.
La portavoz de la Plataforma en Defensa da Sanidade Pública do Salnés, Rosa Casal, fue la encargada de leer el manifiesto. “Dinnos que somos uns alarmistas e que non é certo nada do que estamos a dicir, pero nós sademos que cada vez as listas de espera son máis longas e o persoal é insuficiente”, apuntó.
Casal incidió en que “Cambados está cun pediatra de tarde só seis días en todo o mes, A Illa sen cubrir, Vilaxoán gracias a movilzación cidadá conseguiron sustitución para oito días en dous meses. Lamentable que os nosos maiores se teñan que presentar no hospital para que o xerente os reciba”. La portavoz de la plataforma recordó que desde la creación de la EOXI en 2011 “sufrimos un retroceo en autonomía, identidade e desenvolvemento. Non nos equivocamos cando dixemos que que coa integración se paralizaría o desenvolvemneto dunha carteira de servizos axeitada as necesidades dos cidadáns da comarca”.
Casal enfatizó en el aumento en las listas de espera, en las plantillas de personal mal dimensionadas e insuficientes, consultas masificadas; paralización de los proyectos de nuevos centros de salud, falta de ambulancia medicalizada, desmantelamiento de los servicios de laboratorio de la casa del mar de Vilagarcía y la supresión de especialidades como neurología o neuropediatría. “Despois do acontecido. Estamos seguros de esta modificación da lei vai provocar un maior deterioro na sanidade pública, afectando moi negativamente a calidade asistencial”, señaló.
Así, desde la Plataforma en Defensa da Sanidade Pública do Salnés exigen: La retirada del proyecto de reforma de la Lei Galega de Saúde, la no supresión de las áreas sanitaria, la desvinculación de la gestión integrada con Pontevedra, la mejora en la atención primaria, la dotación de recursos económicos y humanos necesarios para lograr una mejor calidad asistencial. “Porque goberne quen goberne a sanidade nonse vende, deféndese. Non consintamos que continúen co desmantelamento da sanidade pública e non consintamos o desmantelamento da área sanitaria do Salnés”.
 

Desde la cristalera
Desde la cristalera de la primera planta del Hospital do Salnés, varios enfermos y familiares observaban la llegada de los participantes en la andaina que finalizó tras un rodeo al centro de Ande a las puertas del hospital.