Medio Rural destina seis millones de euros a recuperar zonas quemadas

La Consellería de Medio Rural ya está actuando en varias de las zonas arousanas afectadas por los graves incendios que se registraron durante el verano.

Medio Rural destina seis millones de euros a recuperar zonas quemadas
La conselleira de Medio Rural visitó ayer una de las zonas afectadas por los incendios en la provincia
La conselleira de Medio Rural visitó ayer una de las zonas afectadas por los incendios en la provincia

La Consellería de Medio Rural ya está actuando en varias de las zonas arousanas afectadas por los graves incendios que se registraron durante el verano. El más fuerte fue el foco Saiar- Cea, donde se quemaron casi 300 hectáreas y se echó por tierra buena parte del trabajo de regeneración hecho por los comuneros tras los fuegos de 2006.
Otro foco importante fue el de Catoira, donde el fuego se extendió de forma feroz saltando la montaña y llegando a extenderse hasta Caldas.
En ambas zonas están actuando los técnicos autonómicos, realizando diversas actuaciones para recuperar estas zonas forestales.
Los trabajos consisten, explican desde la administración autonómica, en “actuacións específicas de consolidación de solos e control de riscos hidrólóxicos erosivos, sementados rexenerativos e eliminación de madeira queimada sen valor de mercado para mellorar a posterior rexeneración do arborado e aproveitamento da madeira recuperable”. Además, se intervendrá en la mejora de las infraestructuras forestales en las zonas quemadas, reparando las cunetas y las obras de paso para facilitar la capacidad de evacuación de aguas, así como para recuperar cierres ganaderos afectados, incluyendo la sustitución de los quemados y sus infraestructuras complementarias.
Para ello se utilizan distintas técnicas, como el “mulching”, que consiste en la distribución de paja y otros materiales vegetales en las zonas afectadas, ya sea manualmente o desde un helicóptero, lo que recibe el nombre de “helimulching”, según explican desde la Xunta.
“Estes traballos teñen unha gran eficacia, xa que chegan a reducir a erosión en máis dun noventa por cento nas áreas nas que se aplican”, aseguran desde la administración autonómica, que explica que de esta forma se cumple un doble objetivo: Por un lado se regeneran las zonas afectadas y, por el otro, se evitan arrastres por las lluvias y, por tanto, las temidas inundaciones.
La conselleira de Medio Rural, Ángeles Vázquez, explicó todas estas actuaciones durante una visita a Arbo.