La Policía busca a un hermano de los dos detenidos en Rubiáns por narcotráfico

Un tercer Baloiras Brea estaría presuntamente implicado en la trama que según los investigadores estaba elaborando una compleja red de distribución de cocaína en el noroeste peninsular.

La Policía busca a un hermano de los dos detenidos en Rubiáns por narcotráfico
Los agentes vigilan la vivienda de Rubiáns en la que se practicaba un intenso registro	mónica ferreirós
Los agentes vigilan la vivienda de Rubiáns en la que se practicaba un intenso registro mónica ferreirós

Un tercer Baloiras Brea estaría presuntamente implicado en la trama que según los investigadores estaba elaborando una compleja red de distribución de cocaína en el noroeste peninsular. La Udyco detuvo entre el lunes y el martes a los dos hermanos que ya están en prisión, pero también imputan a un tercer miembro de esta conocida familia de Rubiáns, contra el que pesa una orden de busca y captura.

A los tres se les considera los jefes de la supuesta organización de narcotraficantes a la que asestó un duro golpe la Udyco en los pasados días, con la detención de cinco de sus miembros.

Además de a los Baloiras también se arrestó en Vilagarcía a un padre y a su hijo, cuya vivienda en Juan Carlos I fue objeto de un registro.

Aunque sin duda el despliegue más espectacular se llevó a cabo en Rubiáns, donde los agentes de la Udyco estuvieron desde la mañana hasta pasadas las diez de la noche.

Los investigadores llevaban tiempo detrás de esta red, pero el operativo se precipitó tras la detención en Vigo de un ciudadano de nacionalidad marroquí que portaba encima medio kilo de cocaína.

Ocurrió el domingo y al día siguiente la Udyco- Vigo desplegó sus agentes en Vilagarcía. Su presencia se dejó ver desde primera hora de la mañana por zonas como Vilaxoán o las inmediaciones de Saiar.

La operación, que recibe el nombre de “Cassius Clay”, permitió sacar de mercado ilícito del tráfico de estupefacientes veinte kilos de cocaína.

En los registros efectuados los agentes también se incautaron de 27.000 euros en efectivo, cuatro vehículos de alta gama, dos motocicletas de gran cilindrada, dos pistolas de fogueo y otros útiles.

Los cinco detenidos entre el domingo y el martes pasaron el miércoles a disposición del Juzgado de Instrucción número 5, que dirige la operación, y tras declarar fueron enviados a prisión provisional comunicada y sin fianza.

La causa se sigue por un delito de tráfico de drogas y está bajo secreto de sumario. La investigación sigue abierta.