Ravella analizará con los colectivos y con Portos una nueva concesión para el bar de O Preguntoiro

El gobierno local de Vilagarcía mantendrá reuniones con Portos de Galicia y con los dos colectivos que actualmente utilizan las instalaciones del centro social de O Preguntoiro para llegar a un acuerdo sobre la concesión de la cafetería de ese edificio.

Ravella analizará con los colectivos y con Portos una nueva concesión para el bar de O Preguntoiro
El centro social de Vilaxoán acoge una cafetería | g.s.
El centro social de Vilaxoán acoge una cafetería | g.s.

El gobierno local de Vilagarcía mantendrá reuniones con Portos de Galicia y con los dos colectivos que actualmente utilizan las instalaciones del centro social de O Preguntoiro para llegar a un acuerdo sobre la concesión de la cafetería de ese edificio.
Fue la entidad autonómica que preside José Juan Durán la que se dirigió al gobierno municipal para comunicarle que la concesión que está en vigor en estos momentos (puesta en marcha por la Asociación de Vecinos de Vilaxoán) es totalmente ilegal, dado que carece de la autorización y del permiso de Portos.
Ante esta notificación llegada del organismo autonómico el Concello debe actuar. Y es que es él, y no ningún colectivo, el principal titular de la concesión de un inmueble construído en la explanada de O Preguntorio, toda esta zona titularidad de Portos de Galicia. Sin embargo cabe recordar que fue hace unos meses cuando la concesión del bar de este centro social se otorgó mediante un concurso puesto en marcha por la Asociación de Vecinos y que fue calificado por el Concello como “temporal”.
Lo cierto es que con el Regulamento de Usos Culturais sobre la mesa las irregularidades en este proceso no solo son las referentes a la falta de autorización de Portos, sino al propio procedimiento del concurso.
Soluciones
Desde el Concello de Vilagarcía apuntan ahora que “por supuesto” se va a regularizar la situación del bar ubicado en el centro social de O Preguntoiro. Eso sí, reconocen que “al haber varias partes implicadas” es necesario reunirse no solo con Portos de Galicia sino también con responsables de los dos colectivos (Club de Remo y Asociación de Vecinos). Según lo aprobado en el Regulamento vigente cualquiera de los dos colectivos podrían optar a su explotación. Lo que entiende Portos es que si la concesión es a un “tercero” la autorización de esta entidad es más que obligada.
Lo cierto es que la explotación de los bares (tanto del existente en el centro de O Preguntoiro como el que hay en el centro social de Rubiáns) fue uno de los puntos más controvertidos en las negociaciones con los colectivos para configurar el actual Regulamento. Lo que se decidió finalmente fue la creación de un órgano (con representación de diferentes grupos políticos) para, en caso de que hubiese más de un colectivo interesado en explotar la cafetería, fuese este órgano el que decidiese. A día de hoy todavía no han sido creados.