• Miércoles, 20 de Septiembre de 2017

Ravella busca fórmulas para adquirir el bajo del Balneario, de titularidad estatal

La rehabilitación del mirador del Balneario todavía necesita superar un escollo. Tras acceder Costas, hace unos meses, a desafectar la superficie situada bajo la balconada, el Concello todavía debe negociar su adquisición por parte de Patrimonio del Estado, que es su titular.

Ravella busca fórmulas para adquirir el bajo del Balneario, de titularidad estatal
El Balneario de A Compostela precisa de una nueva actuación integral cuando aún no se cumplió una década desde la millonaria inversión | gonzalo salgado
El Balneario de A Compostela precisa de una nueva actuación integral cuando aún no se cumplió una década desde la millonaria inversión | gonzalo salgado

La rehabilitación del mirador del Balneario todavía necesita superar un escollo. Tras acceder Costas, hace unos meses, a desafectar la superficie situada bajo la balconada, el Concello todavía debe negociar su adquisición por parte de Patrimonio del Estado, que es su titular.
Un paso indispensable para poder actuar sobre la superficie circular que conforma el mirador del histórico edificio y que no se tocó durante la reforma integral que se realizó en la época del bipartito PSOE- BNG, hace menos de una década, y en la que se invirtió más de medio millón de euros.
La superficie, que mide algo menos de setenta metros cuadrados, se desafectó a finales de la primavera y, desde entonces, el gobierno de Alberto Varela negocia con Patrimonio del Estado, que es su titular. Las opciones pasan por un alquiler, una compra o una cesión, siendo esta última posibilidad, lógicamente, la preferida por el Concello.
En cualquier caso, por el momento no hay ningún avance sobre la mesa, mientras el conflicto judicial con los antiguos concesionarios del Balneario sigue pendiente de resolverse..
Reforma integral
En cualquier caso, lo que tienen claro desde el gobierno local es que el inmueble necesita una nueva actuación integral. En los últimos años, no se llevó a cabo ninguna actuación en el edificio, objeto continuo de actos vandálicos. Las consecuencias pueden verse tanto en la fachada delantera, la que da al Paseo Marítima, como en la trasera, con vistas a la carretera. Las ventanas de ambos lados están rotas, además de llenas de pintadas.
El ejecutivo socialista confirmó, durante una visita, que además también es necesario realizar una inversión en el interior del inmueble situado a pie de playa. “Hay mucho que hacer y que invertir”, explicaron fuentes municipales.
Así, tras la importante inversión realizada en el inmueble, todavía será necesario hacer una actuación si cabe aún de mayores dimensiones, que en esta ocasión también afectará al mirador que llegó a acoger bodas y guateques.
El uso, una incógnita
El Balneario está a disposición del Concello desde 1994, cuando con Javier Gago como alcalde, se procedió a recuperar la concesión, en manos hasta entonces de la empresa Placomsa. Comenzó entonces un litigio en el que, en cualquier caso, nunca se discutió la titularidad del edificio, ya que así se fuese Ravella no podría haber hecho las obras financiadas con fondos Feder. Los tribunales continúan dirimiendo los flecos de este conflicto y la función que el Concello pretende darle al edificio sigue siendo una incógnita. De apostar por el uso hostelero podrían tener un nuevo problema, ya que se reformó para convertirlo en centro de formación. l