• Jueves, 23 de Noviembre de 2017

Ravella cobrará una tasa a las empresas de luz y gas que usen el suelo municipal

El Concello de Vilagarcía creará una nueva tasa fiscal específica que obligará a las empresas eléctricas, del gas y de hidrocarburos a pagar por el uso del dominio público municipal.

Ravella cobrará una tasa a las empresas de luz y gas que usen el suelo municipal
Alberto Varela, alcalde de Vilagarcía, promueve desde el gobierno una nueva ordenanza fiscal | gonzalo salgado
Alberto Varela, alcalde de Vilagarcía, promueve desde el gobierno una nueva ordenanza fiscal | gonzalo salgado

El Concello de Vilagarcía creará una nueva tasa fiscal específica que obligará a las empresas eléctricas, del gas y de hidrocarburos a pagar por el uso del dominio público municipal. El gobierno local socialista se suma así a una propuesta que funciona en otros municipios gallegos como el de Arteixo y que cuenta con el respaldo legal del Tribunal Supremo después de los diversos recursos presentados por varias compañías afectadas.
La redacción de la ordenanza específica que regulará la aplicación de estas tasas ya está en marcha. De hecho ya ha sido contratada a la consultora Noroeste Local S.L., especializada en este tipo de normativa. Esta nueva ordenanza complementará a la que xa existe y que regula el uso privativo o especial del dominio municipal. Hasta ahora solo se aplicaba la citada tasa a las empresas explotadoras de servicios y suministros que afectan a la totalidad o a parte importante de los vecinos. Estas deben abonar a las arcas locales un 1,5 % de la facturación anual del término municipal de Vilagarcía.
Ahora, con la redacción y posterior aplicación de la nueva ordenanza, la situación cambia ligeramente. Las empresas encargadas del transporte o la distribución de electricidad, gas e hidrocarburos también tendrán que pagar. Es más, las eléctricas deberán abonar una cantidad por los tendidos que atraviesan el suelo vilagarciano mientras que las firmas de gas lo harán por las canalizaciones.
Más ingresos
Desde el gobierno que preside Alberto Varela señala que la aplicación de esta nueva normativa supondrá una fuente de ingresos para las arcas municipales. Entiende el ejecutivo que ello “permitirá continuar avanzando na xusta distribución da carga fiscal que persegue o goberno socialista para garantir que todo o mundo contribúa ao sostemento dos gastos públicos e, de forma especial, que aporte máis quen maior capacidade económica ten, como é o caso das grandes corporacións empresariais”.
Ravella defiende que desde el principio de su mandato está desarrollando una política fiscal que sirva para “aliviar a carga das familias e das persoas con menos recursos” y recuerda la congelación de las tasas públicas y de la bajada del tipo impositivo de la Urbana.