Ravella da de plazo hasta fin de año para que la hostelería adapte las terrazas a la norma

Hasta el 31 de diciembre. Ese es el plazo que tienen los hosteleros de Vilagarcía para adaptar sus terrazas a la nueva norma vigente. El gobierno local ha decidido dar un plazo a los titulares de los establecimientos para que puedan limar aquellas cuestiones que no se ajustan al nuevo texto, conscientes de las idas y venidas que ha sufrido el sector en los últimos años con este controvertido asunto. 

Ravella da de plazo hasta fin de año para que la hostelería adapte las terrazas a la norma
Imagen de la calle de A Baldosa, una de las que tiene mayor concentración de terrazas
Imagen de la calle de A Baldosa, una de las que tiene mayor concentración de terrazas

Hasta el 31 de diciembre. Ese es el plazo que tienen los hosteleros de Vilagarcía para adaptar sus terrazas a la nueva norma vigente. El gobierno local ha decidido dar un plazo a los titulares de los establecimientos para que puedan limar aquellas cuestiones que no se ajustan al nuevo texto, conscientes de las idas y venidas que ha sufrido el sector en los últimos años con este controvertido asunto. 
      El ejecutivo que preside Alberto Varela remitirá hoy mismo una circular a todos los locales hosteleros para informarles de los plazos y también de qué procedimientos deben llevar a cabo para adaptar sus terrazas a la norma vigente. 
     La ordenanza definitiva salió ayer aprobada en el Boletín Oficial da Provincia, pero no entrará en vigor hasta dentro de los próximos 15 días hábiles. El gobierno explicaba ayer que es “consciente de que os cambios sufridos na ordenanza nos últimos anos, sumados á laxitude da aplicación da norma por parte do anterior goberno, provocou un clima de incertidume e de libre albedrío ao que o novo executivo socialista pretende poñer fin con este novo texto”.
     Varios hosteleros a título particular, así como la propia asociación Ahituvi, además del Partido Popular, presentaron alegaciones al texto cuando estuvo en exposición pública. Ninguna de ellas fue aceptada. 
      Y es que el gobierno considera que la nueva norma “contribuirá a unha mellor ordenación dos espazos públicos que beneficiará tanto aos hostaleiros como á cidadanía en xeral, ao compatibilizar de xeito equilibrado o aproveitamento comercial no solo público co dereito dos veciños a transitar e gozar polas rúas da cidade en base a criterios de mobilidade e accesibilidade”.
     Cabe recordar que los hosteleros de la capital arousana han estado sometidos hasta a tres textos diferentes. El primero de ellos fue aprobado durante el gobierno bipartito PSOE-BNG y fue muy criticado por el sector. Entre otras cuestiones regulaba los aspectos estéticos del mobiliario y también los controvertidos toldos y mamparas.
     Con la llegada del PP al gobierno, uno de los partidos más críticos con la ordenanza de la concejalía nacionalista, mudaron las cosas. Los conservadores promovían inicialmente una ordenanza especialmente controvertida en el tema de los anclajes de los toldos al suelo. Finalmente se encontró un resquicio en el PXOM que los permitía a finales de 2014. Meses después llegaba el PSOE a Ravella e iniciaba la redacción de un texto que ha sido aprobado de forma definitiva hace un mes y que ha sido, también, controvertido en asuntos como el horario y también las siempre criticadas mamparas.
El alcalde, Alberto Varela, ha manifestado en más de una ocasión que será firme a la hora de hacer cumplir esta nueva normativa y que no permitirá la laxitud de los textos anteriores. n