• Sábado, 21 de Octubre de 2017

Reportaje | La emprendedora vilagarciana que revoluciona la mermelada tradicional

Yolanda Bóveda convirtió su afición de crear mermeladas caseras en una idea de negocio que está dando la vuelta a España por su apuesta innovadora en un producto tan clásico

Reportaje | La emprendedora vilagarciana que revoluciona la mermelada tradicional
Yolanda Bóveda y David Janza son los artífices de la marca de mermeladas gourmet La Mariquita de Azúcar | g. salgado
Yolanda Bóveda y David Janza son los artífices de la marca de mermeladas gourmet La Mariquita de Azúcar | g. salgado

La vilagarciana Yolanda Bóveda creció entre olor a  mermelada y bizcocho recién hecho. Ni más ni menos que en otras casas, quizás, pero la exposición fue suficiente para que de adulta continuara con las elaboraciones artesanas de su abuela y de su madre y se atrevió a ir más allá.  Sacó la mermelada de su zona de confort para experimentar con ingredientes casi imposibles, como el jengibre o la uva albariño, y así hasta crear un catálogo de 12 variedades que comercializa bajo la marca La Mariquita de Azúcar. Y todo porque “mis amigos siempre me preguntaban porqué no me dedicaba profesionalmente a esto”, como cuenta la propia emprendedora.

De Madrid a la “jet” marbellí

En diciembre se cumplirán dos años de su nacimiento y sus elaboraciones ya se están en tiendas de producto gourmet de Barcelona y Madrid y en su cartera de clientes hay direcciones de ciudades como Bilbao, Murcia o Mallorca, entre otras. También se ha codeado con la “jet”. De hecho, la primera edición de su mermelada de albariño, con 200 unidades, “no se pudo probar ni el día de la presentación porque llamó un cliente de Marbella que la compraba toda”, explica Bóveda.

Le encanta experimentar, probar cosas nuevas, y esa forma de ser está dando una importante proyección a la marca. Hace poco recibió un encargo para la presentación de una colección de muebles valencianos de estilo francés XVI. Así nació una creación exclusiva con predominio de frutos rojos y presencia de champán Möet & Chandon. Todas sus productos se hacen con mimo y respetando estándares de calidad y trazabilidad y han recibido importantes premios, a pesar de su corta existencia, como la Medalla de Oro al mérito gastronómico en el Salón Xantar o un puesto de finalista en los premios del Clúster Alimentario en la categoría de producto innovador, compitiendo con más de 200 de toda Galicia y siendo la empresa más pequeña, en tamaño porque en corazón pocos le ganarían.

Crear empleo

La empresaria y su marido, David Janza, le ponen todo el posible y sueñan con crecer, con poder vivir de La Mariquita de Azúcar y crear empleo. De momento han dado un paso de crecimiento trasladando su obrador al vivero de empresas de la Diputación en el polígono de Barro-Meis y donde ya están en las fases previas a la creación de su próxima edición de mermelada de albariño, esa que tanto éxito tuvo. A ver si en esta ocasión se puede probar también en casa.