• Viernes, 24 de Noviembre de 2017

Reportaje | Larga vida al “Vilaxoán canta”

Vilaxoán está más vivo que nunca y así lo ha demostrado durante los cuatro días de fiesta en los que se celebró el Centenario de la talla de la Virxe do Carme. Actos multitudinarios, tanto los religiosos como los más profanos, que culminaron como marca la tradición con el “Vilaxoán canta”. Todo un ejemplo de unión y espíritu colectivo.

Reportaje | Larga vida al “Vilaxoán canta”

Vilaxoán está más vivo que nunca y así lo ha demostrado durante los cuatro días de fiesta en los que se celebró el Centenario de la talla de la Virxe do Carme. Actos multitudinarios, tanto los religiosos como los más profanos, que culminaron como marca la tradición con el “Vilaxoán canta”. Todo un ejemplo de unión y espíritu colectivo.
Lo cierto es que la jornada ya empezó animada, con la buena resaca de la histórica procesión a tres bandas del domingo y de una verbena a la que asistieron cientos de personas. Durante toda la jornada hubo conciertos de bandas que los vecinos no quisieron perderse. Un programa de fiestas cargado y con diferentes opciones a elegir. Aún así los vilaxoaneses todavía lo dieron todo en el “Vilaxoán canta”. Algunos de ellos llevaban semanas ensayando las letras con Salvador Cores “Manso” al frente y ayer se demostró que las voces, tanto las ensayadas como las espontáneas, todavía tienen cuerda para rato.
Habaneras, canciones tradicionales y algunas nuevas sonaron a viva voz en Vilaxoán en donde “Manso” reclama año tras año incorporaciones de voces jóvenes a la iniciativa colectiva. Más jóvenes y, por lo tanto, más vida para una propuesta espontánea que lleva más de cuarenta años. Y sumando.
Broche de lujo
El “Vilaxoán canta” puso el broche de lujo al Centenario de la Virxe do Carme que se caracterizó por las sorpresas y por el fuerte componente histórico. De hecho la comisión de fiestas consiguió recuperar dos tallas de más de 200 años (una de ellas de la imagen del Carmen y otra de la del Rosario) que dieron la campanada y sorprendieron en los actos programados para el domingo. Por la tarde el momento culmen fue el encuentro en plena mar de las procesiones de Vilaxoán, Carril y Rianxo, un emotivo acto en homenaje a los marineros fallecidos.
La verbena fue la encargada ayer de poner el toque definitivo a unas fiestas de primer nivel en Vilaxoán. l