• Martes, 19 de Septiembre de 2017

Reportaje | El mar de Arousa sumó historia, devoción y emoción por la Virxe do Carme

Historia, devoción y, sobre todo, mucha emoción. Así se vivió la festividad de la Virxe do Carme en prácticamente todas y cada una de las localidades marineras de la Ría de Arousa. El buen tiempo acompañó .

Reportaje | El mar de Arousa sumó historia, devoción y emoción por la Virxe do Carme
Miles de personas se echaron al mar en procesión con las vírgenes | g. salgado
Miles de personas se echaron al mar en procesión con las vírgenes | g. salgado

Historia, devoción y, sobre todo, mucha emoción. Así se vivió la festividad de la Virxe do Carme en prácticamente todas y cada una de las localidades marineras de la Ría de Arousa. El buen tiempo acompañó y el mar, radiante como un buen día de julio, se mostró tranquilo para recibir en sus aguas a la patrona de los pescadores. Dos localidades vivían especialmente la cita de 2017 con particular emoción. La primera, Cambados, cuya Cofradía de Pescadores cumple cien años convirtiéndose en el pósito más antiguo de España. La segunda, con un toque menos profano, Vilaxoán. Los vilaxoaneses conmemoran este año el centenario de su talla, la de la Virxe do Carme que desde hace ahora un siglo surca el mar para proteger a los que viven de él. Fue precisamente en 1917 cuando con diferentes aportaciones de marineros y de personas anónimas se consiguió una nueva imagen que ayer, curiosamente, no viajó sola.
Cuatro imágenes
La centenaria Carmen de Vilaxoán lo hizo con una talla recuperada de la historia por la Cofradía y que, según se ha podido averiguar, suma más de 200 años. También estuvieron en la comitiva dos vírgenes del Rosario, el otro emblema religioso de la localidad arousana y a la que siguen tanto los que creen como los que no. “A Virxe do Carme é outra cousa”, se aclaraba ayer en Vilaxoán. Y es cierto.
La procesión salió arropada por cientos de personas de la rada al filo de las ocho de la tarde. Fue una de las comitivas más especiales que se recuerdan en las inmediaciones de la Ría. Y es que el Carmen vilaxoanés se reunió con sus homólogas de Carril y de Rianxo en el corazón de Arousa. Fusión de devoción y, sobre todo, recuerdo a los que perdieron la vida en el mar y a los que ayer se les recordaba con flores y cantos.
Así pues el mar se convirtió en el escenario de una conmemoración multitudinaria que unió sin problemas las distancias físicas del norte y del sur de la Ría de Arousa que, hay que destacar, por mar son muchísimo más ligeras. Vilaxoán, Carril y Rianxo se dieron la mano en una procesión para la historia y, sobre todo, un hito conseguido por los vilaxoaneses que ayer eran los más orgullosos de su talla.
Mientras que Carril se despertará hoy con la resaca de un domingo que hizo bailar a cientos de personas en la gran verbena en Vilaxoán todavía tienen cuerda para más. Hoy, dentro de la propia programación del Carmen, se celebra el tradicional “Vilaxoán Canta”, con Salvador Cores “Manso” al frente y con miles de voces unidas de una forma espontánea y popular.
El mar, el protagonista
Lo cierto es que ninguna localidad costera se quedó sin venerar a la imagen del Carmen. Solo A Illa que, tal y como está previsto, lo hará el próximo fin de semana. Tanto en Cambados como en O Grove la flota se hizo toda a la mar después de los pertinentes actos religiosos en los que la virgen recibió el calor de aquellos que viven del mar y que la tienen siempre presente.