Reportaje | Las mujeres toman la palabra en un Festival de Comparsas contra el machismo

Lo choqueiro es moda, lo choqueiro es trending topic. Ese es el hagstag del Festival de Comparsas de este año en el que su presentador, el Jordi Hurtado arousano

Reportaje | Las mujeres toman la palabra en un Festival de Comparsas contra el machismo

Lo choqueiro es moda, lo choqueiro es trending topic. Ese es el hagstag del Festival de Comparsas de este año en el que su presentador, el Jordi Hurtado arousano, tal y como él mismo se definió, apostó por la recuperación del Entroido tradicional, del de toda la vida, del de ponerse lo que tienes por casa y salir a la calle. Fue el de Carlos Crespo el primer alegato de la noche. “Os choqueiros que nos vestimos de mulleres facémolo desde a admiración”. El primero pero no el único.
Y es que la tarde tuvo en Vilagarcía un claro toque femenino y también feminista. La comparsa “campeona del mundo”, “As Mais Plus”, abrieron la batalla contra el machismo con unas letras en las que hubo un repaso por temas de triste actualidad, como “la Manada” de los San Fermines y que acabaron con un sonoro “Nos queremos vivas”. También mecas, “A tropa de Moncha a Caralla”, y también compuesta por mujeres, mandó un rotundo mensaje contra el machismo. Alegatos ambos muy aplaudidos por el público.
Repaso de la actualidad
Por lo demás, las comparsas realizaron un repaso por temas de rabiosa actualidad, siendo Puigdemont y Rajoy dos de los protagonistas de la tarde. Sus caretas se colaron en dos de las actuaciones. El toque internacional lo pusieron los vilaxoaneses “Xoubal”, que tuvieron un recuerdo para Donald Trump.
También hubo espacio para los asuntos locales en una tarde en la que los coloridos disfraces recreaban desde el México de los mariachis hasta una boda o un entierro. Desde Vilaxoán pidieron al alcalde un poco de atención y llamaron la atención sobre los socavones; el nuevo pacto de gobierno en Sanxenxo centró una de las coplas de “Os de Noalla”; mientras que la peatonalización de Castelao o la falta de policías en O Grove fueron otros de los asuntos de una jornada en la que el ingenio fue el gran presente.