• Martes, 26 de Septiembre de 2017

Reportaje | Rubiáns descubre cuando Rosa Quintana vio por primera vez en su vida el mar

Los alumnos del colegio de Rubiáns demostraron ayer que saben, y mucho, del mar. Desde principio de curso trabajan activamente en el proyecto “O mar de Sabela” con exposiciones, juegos y muchísimas actividades encaminadas

Reportaje | Rubiáns descubre cuando Rosa Quintana vio por primera vez en su vida el mar

Los alumnos del colegio de Rubiáns demostraron ayer que saben, y mucho, del mar. Desde principio de curso trabajan activamente en el proyecto “O mar de Sabela” con exposiciones, juegos y muchísimas actividades encaminadas a conocer uno de los recursos más importantes con los que cuenta Vilagarcía. Estas últimas semanas el proyecto se ha centrado en la figura de la mujer en el sector marítimo y a los pequeños se les ocurrió la posibilidad de hacer un cuestionario para que la conselleira do Mar, Rosa Quintana, lo respondiese vía correo electrónico. Ante la petición de los niños la responsable autonómica decidió, sin dudarlo, presentarse en el centro educativo y resolver las dudas de los alumnos de sexto curso.

“É difícil ser conselleira?”
Los pequeños hilaron una a una preguntas que la conselleira contestó sin rubor. “É difícil ser conselleira?”, le preguntó una alumna sentada entre las primeras filas. A ello Quintana respondía con un “é un reto complicado, pero como me gusta non o vexo difícil”. Al mismo tiempo animaba a los más pequeños a que persiguiesen sus sueños porque “cando alguén desxa algo, pode conseguilo”.

Quintana contó a los alumnos del centro que desde muy pequeña, desde que tenía solo seis años, “xa lle comuniquei a meu pai que eu quería ser bióloga marina”. Una vocación curiosa teniendo en cuenta que la actual conselleira do Mar nació en Venezuela, en un pueblo pequeño que se encontraba a más de 500 kilómetros de la costa. “A primeira vez que vin o mar tiña dous anos cando vin a Galicia con meus pais a ver a meus avós. Quedei prendada”, explicaba Quintana.
La conselleira explicó que disfruta mucho con su trabajo, que quien más lo ha sufrido es su hijo y que trabaja en su gabinete con más mujeres que hombres. “Algunha vez se sentiu discriminada polo feito de ser muller?”, preguntó un niño. “Nunca”, respondía sin dudarlo Rosa Quintana que señaló que “sempre din que o mar é un mundo de homes e incluso durante épocas se cría que enrolar a unha muller nun barco era levar con el a mala sorte. Iso afortunadamente cambiou moito”. De hecho acompañó sus afirmaciones con datos y explicó que "no ano 90 as mulleres formaban parte das confrarías, pero non tiñan dereito nin a votar nin a formar parte de ningún órgano de goberno. Iso mudou pouco tempo despois".

La entrevista de los pequeños era solo uno de las múltiples sorpresas que Rubiáns tenía reservadas a Rosa Quintana. Todos los niños del centro educativo entraron de repente en el aula para interpretar una canción sobre el mar que compusieron en exclusiva para esta visita y que emocionó, y mucho, a la responsable autonómica. No fue el único regalo que se llevó a casa. Un pin, un calendario del cole y algún que otro detalle. Ellos, todos, están invitados a visitarla en su despacho.