• Miércoles, 23 de Agosto de 2017

Reportaje | San Roque estrena en su capilla un altar restaurado por manos vilagarcianas

Las manos expertas de Moncho y Jose, con años de experiencia a sus espaldas y miembros de Pinturas Chiky, han sido las encargadas de dar un auténtico lavado de imagen al altar de la capilla de San Roque, uno de los emblemas no solo del barrio con el mismo nombre, sino de las fiestas más populares de Vilagarcía.

Reportaje | San Roque estrena en su capilla un altar restaurado por manos vilagarcianas
El altar de la capilla de San Roque está totalmente reformado y se estrena este martes | gonzalo salgado
El altar de la capilla de San Roque está totalmente reformado y se estrena este martes | gonzalo salgado

Las manos expertas de Moncho y Jose, con años de experiencia a sus espaldas y miembros de Pinturas Chiky, han sido las encargadas de dar un auténtico lavado de imagen al altar de la capilla de San Roque, uno de los emblemas no solo del barrio con el mismo nombre, sino de las fiestas más populares de Vilagarcía.
Fue el párroco el que hace unos meses habló con ellos para encargarles un trabajo que no es el que habitualmente ellos realizan. “La verdad es que es la primera vez que nos enfrentamos a algo así, pero nos hace muchísima ilusión verlo terminado”, explica José. Eso sí, el padre de Moncho ya había hecho trabajos así anteriormente.
Los dos restauradores terminaron todavía ayer un trabajo que les llevó alrededor de tres semanas. “Trabajamos intensamente todos estos días para que estuviese todo listo para el día grande”, explicaban.
Acostumbrados a realizar otro tipo de trabajos realizados más que nada con la “brocha gorda”, el que se ha hecho en el altar de la capilla de San Roque es “muy muy meticuloso, de muchos detalles, aunque pueda no parecerlo. Lleva mucho trabajo todo y está todo muy pensado”.
Las manos de Moncho y José no han sido las únicas que han trabajado en este espacio que alberga la imagen del “San Roquiño”. Previamente y antes de que ellos actuasen también hubo un trabajo de ebanistería a cargo de Carpintería Mariño, también asentada en la capital arousana. “Una vez que remataron os traballos do carpinteiro pois foi cando viñemos nós para aquí”, explican.
Eso sí, lo que buscaron en un primer momento con su trabajo es conservar la esencia de un altar que se encontraba tremendamente deteriorado. De ahí que el párroco de la capilla decidiese dar el paso al frente para restaurar todo el frontal del inmueble y dejarlo en excelentes condiciones.
Los pintores trabajaron sobre la base inicial, conservando básicamente la parte más baja. Lo hicieron utilizando policromados, pinturas y mucha paciencia. “Toda la parte que parece desgastada está hecha a propósito para conservar el espíritu de la zona. Es un trabajo meticuloso y que lleva su tiempo, pero que nos ha encantado realizar porque lo va a ver muchísima gente y es algo que queda ahí para siempre”, apuntan los dos componentes de la empresa.
Algunos de los vecinos del barrio ya han tenido la oportunidad de echar una ojeada al interior durante todos estos días de trabajo intenso. “Algunos nos decían que muy bien, otros que estaba parecido al anterior, pero no es así porque el anterior estaba totalmente destrozado”, apunta Jose.
     Lo que está claro es que el San Roquiño, que ayer todavía descansaba fuera de su sitio a la espera de que el altar secase por completo, lucirá este martes en su tradicional romería su mejor traje. Aquellos que se acerquen podrán ver el resultado de una restauración que sus promotores ven con ojos de niña pequeña. “Nos hace muchísima ilusión. Nos encanta haber participado en esto”, concluían orgullosos. l