• Miércoles, 13 de Diciembre de 2017

El SUP denuncia que la nueva jornada de la Policía lastra aún más a las comisarías con escasez de efectivos

El Sindicato Unificado de Policía denuncia que la nueva jornada laboral lastra todavía más a las comisarías con escasez de personal, como la de Vilagarcía, donde según los cálculos de los representantes de la plantilla sería necesario unas veinte personas más para funcionar a pleno rendimiento.
 

El SUP denuncia que la nueva jornada de la Policía lastra aún más a las comisarías con escasez de efectivos
Agentes de la Policía Nacional durante un control en la rotonda de O Ramal	gonzalo salgado
Agentes de la Policía Nacional durante un control en la rotonda de O Ramal gonzalo salgado

El Sindicato Unificado de Policía denuncia que la nueva jornada laboral lastra todavía más a las comisarías con escasez de personal, como la de Vilagarcía, donde según los cálculos de los representantes de la plantilla sería necesario unas veinte personas más para funcionar a pleno rendimiento.
El SUP teme que con el sistema que entra en vigor hoy, aunque con una prórroga hasta el 21, se tengan que llegar a cerrar las dependencias policiales durante la noche al “no disponer de policías para un servicio mínimo en esa franja horaria”.
Por ello, el sindicato se negó a firmar este acuerdo al entender que no se adapta a la “realidad de las necesidades policiales” ya que para su puesta en práctica, aseguran desde el SUP, sería necesario “una cifra de efectivos inexistentes”. Cabe recordar que precisamente las de Vilagarcía y Marín son las comisarías que en peor situación se encuentran del conjunto de la provincia debido a la falta de personal.
Asimismo, el SUP denuncia que el texto en sí es “clasista” y se opone a que “los que soportan las peores condiciones laborales sean también los que deban asumir las peores condiciones económicas”. Además, señalan que en la orden “se permite utilizar el término ordenar cuando se refiere a la escala de subinspección o a la básica y acordar cuando se refiere a la ejecutiva, como si se tratara de cuerpos diferentes”.
Pero lo que más preocupa en el sindicato es la aplicación del documento “a la vista de las graves deficiencias de personal que existen en la mayoría de las plantillas y que obligará a suprimir diferentes servicios de atención al ciudadano”.
Además, el sindicato carga contra el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, al que acusa de “mentir” cuando se “comprometió a no aprobar la nueva jornada laboral sin el apoyo mayoritario de los representantes policiales”.  Por todo ello, desde el SUP ya solicitaron a la Dirección General de la Policía que “informe cómo se ha usado atajar estas situaciones, el análisis realizado al respecto y las medidas que tiene previsto adoptar para garantizar la seguridad de los ciudadanos sin que sufra merma alguna”.
El sindicato anuncia medidas a nivel autonómico pero se muestra especialmente preocupado por las comisarías de pequeño y mediano tamaño, donde  los mandos se ven “obligados a retirar efectivos de otras tareas” o incluso “cerrar servicios” como las oficinas de denuncias.