Imprimir

Reportaje: Turismo de A Pobra garantiza que la ruta del río Pedras es “segura”

N. Alonso A Pobra | 16 de Julio de 2017

Bomberos, Protección Civil y 061 participaron en los dos rescates de los últimos días | cedida
Bomberos, Protección Civil y 061 participaron en los dos rescates de los últimos días | cedida

Los rescates en el río Pedras son “tarefa complicada” porque “hai que subir río arriba a pé, hai pendente e rochas e baixar as persoas accidentadas é moi difícil”.

Los rescates en el río Pedras son “tarefa complicada” porque “hai que subir río arriba a pé, hai pendente e rochas e baixar as persoas accidentadas é moi difícil”. Los bomberos de Boiro y Ribeira acuden con relativa frecuencia a la ruta, es un lugar donde “sempre pasa algo”, señala uno de ellos. “Hai que baixar con moito coidado”, subraya Yolanda Sobradelo, volunaria de Protección Civil de A Pobra, “son todo pedras grandes e con bastantes herbas, nalgúns tramos hai que pegar saltos”
En las piscinas naturales “hai todo tipo de xente” pero la mayoría son visitantes y gente joven que suben la ruta para disfrutar del día. “Tódolos anos a xente vén especificamente ver o río Pedras, só para iso”, cuentan desde la Oficina de Turismo de A Pobra. 
El problema en muchas ocasiones es que las personas que suben hasta las piscinas no solamente no conocen el territorio, si no que emprenden el camino con la vestimenta inadecuada. “Como son piscinas, a xente vai en chanclas e bañador, como se fosen á praia”, indica Yolanda Sobradelo. Desde la Oficina de Turismo “recomendamos que para o camiño leven zapato cómodo”. Pero no siempre se siguen estos consejos. “Nós estamos fartos de avisar a todo mundo de que hai que formarse”, explica el presidente de la Federación Galega de Montañismo, Adolfo Puch, quien ante la popularizacón de las actividades en la montaña, defiende la formación en los diferentes clubs federados como garantía de “seguridade e máis seguridade”. “Hai que ir con nocións” para evitar percances, insiste.
En las últimas dos semanas dos personas tuvieron que ser rescatadas de las pozas naturales y en uno de los casos el herido fue evacuado en helicóptero porque se encontraba en una de las últimas piscinas del río. Los vehículos solamente llegan a la Aldea Vella, según indican desde la Oficina de Turismo, y desde allí los equipos de emergencias suben a pie con las mochilas, la camilla y todo lo necesario para prestar los primeros auxilios. Desde la base de Boiro, los bomberos tardaron la última vez casi 50 minutos en llegar a donde estaba la víctima. Precisamente Protección Civil de A Pobra acababa de terminar una formación en el entorno de la ruta para conocer el terreno en caso de incendio el día 6 de julio, uno antes de tener que rescatar a un herido en la zona. Ahora tienen previstas más prácticas con tablero espinal y camillas para mejorar las intervenciones en estos casos.
Ruta no homologada
La ruta del río Pedras está, según la Oficina de Turismo, bien señalizada. “Son camiños seguros, pensados para que calquera poida ir por eles” aunque recomiendan que si alguien nota que “lle costa, que non siga porque pode caer”. Desde el centro de atención a los visitantes también afirman que hay señales “azuis e amarelas” que guían el camino. No piensan lo mismo miembros de los equipos de rescate, que aseguran que la señalización no es suficiente. 
Esta ruta antes estaba homologada por la Federación Galega de Montañismo, pero se le retiró. Los técnicos de este organismo oficial revisan las rutas periódicamente para ver si cumplen los parámetros de calidad como la señalización, la calidad del entorno o que no sean peligrosas. En este caso no tiene el visto bueno de la Federación, “non ten a seguridade que lle corresponde”, indica Adolfo Puch, que añade una comparación: “Se un pavillón de deportes rompe, o promotor repárao, igual debería pasar co medio natural”.  
Muchas rutas de O Babanza dejaron de estar homologadas tras los múltiples incendios que calcinaron los montes de la comarca en los últimos años, aunque ahora se están acondicionando dos rutas que, una vez arregladas, podrían ser revisadas por los técnicos de la Federación. 
Una excepción 
Accidentes como los ocurridos estas dos semanas son una excepción si tenemos en cuenta la cantidad de personas que cada fin de semana practican en Galicia deportes de montaña. Marcan también la diferencia entre las personas preparadas y las que no tienen conocimientos para defenderse en estos terrenos. La Federación pasó en los últimos seis años de 2.000 personas federadas a unas 5.000 que practican diferentes disciplinas. Son deportistas formados en la Escola Galega de Alta Montaña, “é a miña maior recomendación”, insiste Puch. “Para facer sendeirismo hai que ir ben guiados, saber de orientación, de primeiros axilios”. El responsable de la Federación aconseja federarse porque así la gente “ten acceso a cursiños e está asegurada”. 
En el Barbanza hay varios clubs de montañismo que forman parte de la Federación, como el Club International Trekkers Barbanza de Boiro o el Club de Montaña do Barbanza Vintedouspés de Escarabote, que organizan salidas periódicamente. El primero, además, organiza la popular carrera de los 100 kilómetros en 24 horas de Galicia. Es la primera de estas características en la comunidad. La última edición, celebrada el mes pasado, recorrió todos los concellos de la comarca. l

Puede ver este artículo en la siguitente dirección http://www.diariodearousa.com/articulo/barbanza/reportaje-turismo-pobra-garantiza-ruta-rio-pedras-segura/20170715223719186395.html


© 2017 Diario de Arousa