Acción política de galería marca Ferrol


DÍCESE, más o menos, de aquello que se hace, pero que no conduce a nada. En Ferrol estamos ya acostumbrados a que iniciativas aprobadas en el pleno de la corporación no conduzcan a nada, si es que, por añadidura, no se quedan en el fondo del cajón. Del cuento no queda excluido nadie, pero tal vez lo que se espere de toda acción de gobierno es más algo que tenga que ver con el desastrado adoquinado o el estado de abandono que presenta Ferrol Vello que con esto de exigir la dimisión del presidente de Navantia, José Manuel Revuelta. El alcalde, Jorge Suárez, “activista” confeso, se suma a todo cuanto no tiene que ver con él. No se le vio, como es habitual en toda manifestación que se tercie, en las protestas de sus propios funcionarios por su falta de diálogo.