• Jueves, 23 de Noviembre de 2017

Copiar de los que lo han hecho bien

Los coruñeses, como la mayoría de los habitantes de las ciudades gallegas, observan cómo los jóvenes toman determinadas zonas de su urbe para la realización de botellones. Y lo hacen ante la pasividad de las autoridades municipales que se suelen lavar las manos asegurando que es imposible evitar este fenómeno. Menos mal que esta displicencia de los responsables municipales galaicos no la demuestran en otros puntos del país, en los que sí han conseguido evitar este tipo de concentraciones, dañinas dónde las haya, según médicos y expertos. Al menos 20 municipios han conseguido evitarlo. Tal vez sea el momento de copiarles. FOTO: imagen de un botellón | aec