• Martes, 21 de Noviembre de 2017

De qué presumes y de qué cojeas...

tiene cierta coña que, haciendo bueno el refrán, quien presume de dar participación a los ciudadanos, al final, sea criticado por sus vecinos por lo contario. Y eso es lo que hacen los mareantes herculinos, que se inventaron esas giras por provincias de autopromoción que bautizaron como “Dillo tí”, para que nadie tuviera que llevar al Ayuntamiento las reclamaciones de sus vecinos. Sin embargo, a la hora de la verdad, Ferreiro y los suyos hacen lo que quieren, como en la Ciudad Vieja, donde tras haber conseguido un centro cívico, los mareantes han decidido convertirlo en un albergue para peregrinos y sin consultar a nadie. FOTO: X. Ferreiro | aec