La educación se esfumó de la tele cubana

LOS cubanos, que son gente de buen humor –si no llegan a serlo a ver cómo aguantaban a Fidel tantos años– hacen últimamente muchos chistes sobre la repentina mala educación de los presentadores de televisión. Resulta que todos ellos han dejado de dar los buenos días al iniciar su programa... En realidad no se trata de que hayan perdido las formas, sino de que el régimen se lo ha prohibido para demostrar la tristeza en la que está sumido el país entero. ¡Qué forma más rara de entender la libertad!