Las ganas de cambiar


MICHAEL Jackson nació negro, pero quería ser blanco. Fernando Trueba nació en Madrid, pero no se sentía español. Lo confesó en el momento en que recogía el Premio Nacional de Cinematografía, en septiembre del año pasado: “Ni cinco minutos de mi vida me he sentido español”. Su primer estreno después de esa declaración de principios ha sido un desastre; las salas donde de exhibe “La reina de España” están prácticamente vacías una sesión tras otra y el director ha reaccionado: “Yo soy español, amo a este país y vivo en este país porque me gusta y quiero”. Es evidente que la cartera pesa más que el pasaporte.