El gin tonic se convierte en el arma favorita para hacer frente a la crisis

ANTES, en tiempos de crisis, en los que España estaba metida casi siempre, el “crítico” echaba la tarde entera en el bar con un café. Si no tenía ni para eso, se quedaba en casa trasegando chupitos de la botella de licor café que le había traído su primo de la aldea. Ahora, como las crisis ya son de otra manera, el “crítico” se tira al gin tonic, hasta el punto de que España, según el International Wine & Spirit Research, ya es el tercer país del mundo donde se consumen más combinados de ese tipo. Mira que hay cosas en las que ser líder mundial –o casi– y vamos a serlo en gin tonics... No, no son buenos tiempos para el licor café.