Más peleas en el barro


EL regidor ferrolano no quiere hacer leña del árbol caído y defiende al PSOE, menos a los ediles apartados de sus funciones, aunque el cruce de palabras con la expareja política sigue. Las acusaciones no paran y el alcalde parece que no puede levantar el vuelo, mientras el lastre le recuerda que el pacto lo rompieron ellos, todo lo contrario de lo dicho por el uno o al revés, que el vecindario ya se pierde en saber quien ha sido primero: si Sestayo o Suárez. Ya hay quien apunta a la necesidad de habilitar una partida de esas que necesitan aprobación para la pronta contratación de un mediador. Con seriedad, la situación no deja de ser más de lo mismo de lo vivido hace tres, cuatro o dos meses antes.