Un plan que da auténtico miedo

 


UNA de las más célebres ciberpeleas entre Pablo “Viva la Gente” Iglesias e Íñigo “El niño de San Ildefonso” Errejón fue la que trató sobre la utilidad del miedo como arma electoral. El macho alfa de Podemos defendía las ventajas de sembrar el terror y ha debido creérselo, porque ha advertido de que la formación morada no nació para producir “parlamentarios que no muerden” y reclamó volver a la calle: “Solo queda desbordarla”. Realmente aterrador.