• Lunes, 25 de Septiembre de 2017

Un secreto desvelado

PEP siempre había sido Pep. Obviamente se trata de Pep Guardiola, a quien los comandos imperialistas espanhois consideran el demonio mayor. Tanto odio destilan hacia él que hasta han elevado a la condición de santo a su íntimo enemigo Mourinho –con “nh”, que significa persona asalvallada, por contraposición a Mouriño, con “ñ”, que significa persona cabal–. El caso es que su padre, de nombre Valentí, ha desvelado uno de sus más íntimos secretos: “Aquí en casa siempre le llamamos José, Nada de Pep. Él mismo le dijo a su madre: ‘Aquí en casa soy José’”. ¡Bum!, estalló la bomba, una bomba como la que prepara la bizarra María Dolores de Cospedal, que reparte su tiempo entre la secretaría general del PP, el Ministerio de Defensa y ser la imagen de una peluquería de Honduras, para volar las urnas que compró la Generalitat, según los espías catalanes infiltrados en Madrid. Anda que si cuando llega a casa, cuelga la estelada y se vuelve tan imperialista como los de VOX y más madridista que Florentino...