• Domingo, 24 de Septiembre de 2017

Vuelta a los orígenes

EL sal, que no es una mixtura entre el masculino gallego y el femenino castellano del cloruro sódico, sino Sanxenxo Agrupación Liberal, ya no ocupa la alcaldía del paraíso del trilingüismo armónico, Sanxenxo-Sanchencho-Sangenjo, según se emplee el gallego, el castellano o el koruño, los tres idiomas más hablados en el lugar. Gonzalo Pita rompió con los socialistas y el Beneguai y le dio el bastón de mando a Telmo Martín, que ya había sido el regidor durante un feixe de anos. Se trata, por lo tanto, de una vuelta atrás –en el buen sentido, eh–, que nadie piense que esa expresión hace referencia a un urbanismo salvaje, a fiestas igual de salvajes hasta que el amanecer se transforma ya en mediodía, a colonización mesetaria... Y todo por una calle, la céntrica Luis Rocafort, cuyo desacuerdo sobre su reforma entre Pita y sus socios de gobierno fue la gota que, según el ya exalcalde, colmó el vaso de su paciencia. Otros, en cambio, ya piensan en su vaso colmado de whisky. Y es que no todo el mundo ve igual la vida.