• Viernes, 18 de Agosto de 2017

La hija del txakurra

Me llamo Olaya y tengo una hermana que perdió el nombre y el juicio el día en que ETA asesinó a nuestro padre. Y me dirijo a los promotores de la iniciativa  “Los niños de la mochila”, en torno a hijos de presos de ETA.

Eutanasia social

El fascismo nace de la mano de los eternos diseñadores

Deconstrucción

la nueva trova ideológica viene insistiendo en la apertura de un proceso

Verano

El verano es la infancia de los hombres, se les ven infantiles

El “derrape”

El rapero Pablo Hassel, escribió en su cuenta de Twitter: “Muchos temporeros durmiendo al raso están en peores condiciones que Ortega Lara y sin haber sido carceleros torturadores”.

“Faggots”

La novela de Larry Kramer es un grito en la fronda del amor

“Dogmatín”

Imaginen una plantilla de ejecutivos a los que se le ha encomendado

Luz y sombra

El río cuenta mirlos para dormir y garzas para soñar.

El “brexit de Ignacio

Inglaterra me recuerda a una montaña de pesados baúles abandonado a su suerte en el andén de una estación de ferrocarril de la vieja metrópoli. 
 

El papel del olvido

advierten los historiadores de que en el País Vasco se están destruyendo

Ave Trump

Algunos ven en Trump la encarnación de ese ángel de fuego que anuncia

Animalidad

El ser trágico del ente social de Europa lo marca la utopía. En su consecución

En general, “Franco”

Ordenó Franco construir un mausoleo gigante, el que él era y fue. Clavado

El cupo vasco

No voy a hablar de solidaridad, no deja de ser una rareza del vocabulario sin raíz

Diáspora insolidaria

Dónde está España, en el exilio, en la memoria… No, está en la diáspora a que aboca

La novedad

Si no ansiamos el conocimiento, ni añoramos la filosofía, ni respetamos la psicología, ni acatamos la sociología, de qué sirven la matemáticas

 

Gorrión

¿Por qué agonizan los gorriones?, se pregunta J. Millás, en la ternura

ETA asesina

FIragmento del relato “El viaje”, del libro “La hija del txakurra”, dedicado a Hortensia y Antonio

Enaltecer lo humano

El mundo es un continuo insulto, un continuado desdén hacia lo humano y la humanidad