• Lunes, 11 de Diciembre de 2017

Enfermos de separatismo

Erupción de emociones en la capital de la UE, en dulce amontonamiento

Un hombre de Estado

Aunque él no lo pretenda, el juez Llerena se ha comportado

Iceta y el mal menor

Un periódico de difusión nacional editorializaba el domingo

Marcha atrás

Mantengo el título de un artículo anterior en el que glosaba el frenazo

Eurófobo Puigdemont

Uno las ha tenido que recibir de todos los colores por sostener que las posiciones

El caso Puigdemont

antonio casadoaLo suyo es llevar la discordia y contagiar el caos por donde pisa.

¿Vuelve Franco?

Un discurso de idiotas para idiotas crece peligrosamente.

En defensa del estado

Si hubo dudas, se han desvanecido. La incógnita sobre la posición

El proceso se desinfla

Todas las señales apuntan hacia un nuevo fracaso del nacionalismo

El silencio roto

La impresionante manifestación del domingo en Barcelona, así como las concentraciones

El rey que tronó

El Estado había desaparecido. O esa era la impresión que causaba el desamparo de sus agentes policiales repudiados en algunos hoteles catalanes

¿Un Estado represor?

Lo ocurrido el 1-O cursa mediática y políticamente en diagnóstico contundente y cerrado: el Estado perdió la batalla de la imagen.

Trump, un mal avalista

el presidente Trump devolvió a Rajoy el favor de la patada diplomática

El Estado se defiende

el nada honorable Carles Puigdemont, que pilota un plan del nacionalismo

Doble legalidad

En cierta ocasión oí decir a un ministro que “la Cataluña de hoy sin terrorismo ha desestabilizado al Estado más que en su día el País Vasco con terrorismo”.

Señas de identidad

Del discreto encuentro de Sánchez con Iglesias, el martes