• Viernes, 20 de Octubre de 2017

“Lega legalización”

Me gustaría conocer el mundo entero, subir al Everest, visitar Iguazú, recorrer la sabana Africana

Me gustaría conocer el mundo entero, subir al Everest, visitar Iguazú, recorrer la sabana Africana, ver un volcán activo, ver grandes glaciares, llegar al polo norte y al sur, hacer surf en Australia, ir a Pascua y las Galápagos, ir al espacio,.... quiero hacer tantas cosas!. Seguro todos queremos, verdad? Muchas veces no podemos hacer todo lo que queremos, y uno hace lo que puede, y a veces, lo que le dejan.
Unos en Vistalegre, otros en su sede, alguno en su oficina del concello,... todos intentan hacer algo, a veces bueno, a veces no tanto, otras legal o más ilegal, y la falta de principios éticos puede llegar a ser una constante a veces. Unos quieren, otros no pueden, algunos pueden, otros no quieren. Un juego de palabras en el juego de la vida, en muchos casos, política. Tendremos que revisar las teorías de como se forjan los gobiernos, los pactos, se hacen amigos y se crean enemigos, las luchas de poder, sino que se lo pregunten a la izquierda de este país y a los de Juego de Tronos. No comments!
Pasaron los 80s, los 90s, y décadas después es justo ahora, cuando algunas cosas (y las que quedan) salen a la luz, o saldrán más tarde o más temprano. Algún corrupto ya va a la carcel y todo. Pero la pregunta es: Cuanto durarán dentro y devolverán toda la pasta?. Dícese que cuando uno no tiene poder, quiere pero no puede, y otros cuando lo tienen, hacen lo que les da la gana. Apoyándose en una canción de Ska-P: lega legalización, he aquí la contradición, tanta corrupción, puede llevar a prevaricación!!!. Me ha salido una ritma y todo. En este país muchos se darán por aludidos. Es curioso, desde que se acabaron los sobres, se rompieron muchas amistades. Si ya lo dice el refrán “Por el interés, te quiero Andrés.”
No sería de extrañar y parafraseando versos antiguos de lo más quijotescos, que en un lugar del concello, de cuyo nombre no quiero acordarme, quizás hay un expediente o un montón de ellos, llenos de polvo, no por placer, sino por imposición. Abandonados a propósito, como tantos peludos invisibles que ni siquiera un SOS grande puesto en la empedrada Carabuxeira ayudaría. Si existiesen, Qué esconderían? Cual es su valor?. A veces es bueno recordar que “Podemos engañar a los demás pero no a nuestra conciencia”. Continuará...