lunes 10/8/20

Arousa da su confianza al PP y aúpa al BNG mientras En Común se desploma

El PSOE pierde la segunda fuerza pero no sufre una caída muy fuerte y mantiene feudos como el de A Illa
Celebración en la sede del Partido Popular tras conocer los resultados electorales | mónica ferreirós
Celebración en la sede del Partido Popular tras conocer los resultados electorales | mónica ferreirós

El Partido Popular gana las elecciones en todos los municipios de Arousa con excepción de A Illa, que se mantiene como feudo socialista, y O Grove, en donde el BNG da la sorpresa al conseguir ser la primera fuerza. Los conservadores, eso sí, pierden casi cuatro mil votos al sumar 39.479 papeletas frente a las 43.373 de las elecciones de 2016. Los nacionalistas son los otros grandes ganadores de una cita con las urnas en las que el PSOE contiene el bajón  y el que desploma es En Común, la coalición de Podemos, Esquerda Unida y Anova que tampoco lograría representación en Arousa.

En Vilagarcía, con Elena Suárez como número 3 de la lista, el PP se hizo con el control de todas las mesas electorales. El propio alcalde, Alberto Varela, reconocía que los resultados son “malos”, aunque en la misma tónica que en el resto de Galicia o incluso “un pouco menos malos, pero algo insignificante, que non nos satisface”.

Si el abatimiento era la tónica en la sede socialista, la sensación era totalmente contraria a tan solo unos metros, en el local del Partido Popular. Los militantes conservadores arroparon a una Suárez eufórica, que agradeció el trabajo de los militantes y apoderados y la participación ciudadana, “pese a las circunstancias de la época del año y de la pandemia”. La diputada está convencida de que los resultados avalan el trabajo hecho por Feijóo pero también por el PP en O Salnés, así como la gestión de la crisis sanitaria y de la “económica y social que vamos a vivir”. Suárez Sarmiento se pone “desde mañana mismo” a disposición de la ciudadanía de la comarca. “El gobierno del PP va a escuchar”, aseguró la conservadora, que prometió trabajo “desde ya” para “sacar a Galicia de esta crisis sanitaria”. Además, aseguró sentir “orgullo” de la ciudadanía y de “mi equipazo” en la comarca.

La alegría también era evidente en la sede del BNG, que sobrepasa al PSOE en prácticamente todos los municipios, con la excepción de Meis y Cuntis. Los nacionalistas se benefician de la caída de En Común, que no lograría representación en Arousa y solo salvaría los muebles en municipios como Vilagarcía y A Pobra, donde sí sobrepasa el cinco por ciento de la representación.

Normas de protección 
Fueron unas elecciones marcadas por la Covid-19 y los cambios podían verse desde antes de entrar en los colegios. En el Auditorio de Vilagarcía, por ejemplo, diseñaron un sistema de mesas con puertas separadas para los votantes que proceden de las mesas de A Escardia y los que lo hacen del resto de zonas de influencia. Los encargados de hacer cumplir el protocolo esperaban a la puerta con el hidrogel en la mano, dispuestos para la desinfección. Ya en la urna, el DNI había que depositarlo en una bandeja. Una vez finalizado el proceso, la salida debía hacerse por la puerta contraria a la que se había entrado y el circuito estaba marcado con flechas en el suelo. 

O Barbanza
El PP volvió a ser la fuerza más votada en O Barbanza, superando en Ribeira y Boiro el 50% de los votos emitidos, mientras que en A Pobra y Rianxo osciló entre el 41% y 42%. De todos modos, los populares perdieron 1.114 votos en el conjunto de la comarca respecto a los comicios autonómicos de 2016, siendo más significativo en la capital barbanzana, donde vieron reducidos sus apoyos en 586 votantes, algo que podría estar relacionado con el aumento de la abstención en más de un 5%. Por otro lado, sobresalen los resultados del BNG, que se alzó con el segundo puesto del podio en detrimento del PSOE. Los nacionalistas casi duplicaron sus sufragios, al pasar de 4.287 a 8.074 votantes. siendo más llamativa su evolución del voto en Ribeira, donde la incrementó en 1.377, lo que equivale a más del 111% que en 2016. 

El PSOE, que obtuvo en la zona 4.591 votos, fue uno de los derrotados al ver reducidos sus apoyos en 234 votos. Ello fue fruto de la pérdida sufrida en Ribeira, que incluso fue superior a la total de O Barbanza, al lograr 242 votos menos que hace 4 años. En Rianxo también vio reducidos sus votos en 183 en ese periodo, mientras que en Boiro y A Pobra subió 115 y 76, respectivamente. El otro gran perdedor de O Barbanza fue Ciudadanos, que se dejó en el camino casi el 83% de los apoyos, al pasar de 1.047 a 178 votos. Podemos es la cuarta fuerza más respaldada, con 1.188 votos, seguida de Vox, que obtuvo 950 votos, de los cuales la mayoría fueron en Ribeira.   

En cuanto a incidencias de la jornada, sobresalió que el PP pobrense constató a las cuatro de la tarde que una de las cámaras de vigilancia del Museo Valle-Inclán, que es una de las mesas electorales, visionaba lo que ocurría en el interior de la cabina de votación, por lo que considera que se vulnera el derecho a la privacidad de los votantes. Lo puso en conocimiento de la presidenta de la mesa y se procedió a taparla. Los populares desconocen si se grabó lo ocurrido o si alguien pudo ver las imágenes, pero exigirá por escrito aclaraciones al Concello.

Comentarios