lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Salman Rushdie y la cárcel de oro

Salman Rushdie cometió el error imperdonable –para unos intolerantes– de escribir un libro que consideraron blasfemo hasta el punto de poner precio a su cabeza. Esto sucedió en 1989, cuando el ayatolá Jomeini era el Líder Supremo de Irán y lo dirigía política y espiritualmente; estábamos en el S. XX. Pasó el tiempo, cambiamos de siglo y el Gobierno iraní se distanció de la fatua de Jomeini. Pero, en 2012, una fundación religiosa iraní semioficial incluso subió la recompensa ofrecida por la caza de Rushdie a 3,3 millones de dólares. El libro que tanta fama y dinero le proporcionó, se convirtió en su cadena perpetua, pues desde su publicación ha tenido que vivir escondido y rodeado de seguridad. Hoy, finalmente, un no sabemos si cazarrecompensas o, simplemente, tarado, ha conseguido acuchillarlo, a sus 75 años, en el país de la democracia y la libertad. Contradicciones de la vida. Esperemos que se recupere. Nadie merece morir por decir lo que piensa.

Salman Rushdie y la cárcel de oro

Te puede interesar