Treinta años de éxito comiendo callos en pleno mes de julio

ayer fue un día feliz en Meis. Después de dos años sin su fiesta más popular, la de los Callos, la celebración gastronómica regresará el 10 de julio en la que será además su treinta edición. Había caras alegres ayer en la presentación. No solo por poder retomar la cita culinaria, sino porque tan solo un par de horas antes, la alcaldesa firmaba ante notario la ansiada compra de la finca da Casa Parga, el terreno donde, si por fin se han acabado los culebrones, se podrá construir el esperado centro de salud. Seguro que el camino guarda todavía algún que otro sobresalto y dificultad. Pero, por lo pronto, toca brindar. O comer un tapa de callos. Aunque sea en pleno mes de julio. Algo  tendrán los que sirven en O Mosteiro para perpetuarse en esta fecha nada menos que tres décadas. Salud. FOto: caras de satisfacción ayer | m.f.

Treinta años de éxito comiendo callos en pleno mes de julio

Te puede interesar