sábado 20.07.2019

El acosador identificado formaría parte de una lista de una docena de personas de interés en la desaparición de Diana

El acosador de una menor de edad en el entorno de los jardines Valle-Inclán escasas horas antes de la desaparición de Diana Quer y al que la Guardia Civil tiene perfectamente identificado formaría parte de una relación integrada

Un horno de cerámica de ladrillo en Exipto lleva 25 años abandonado CHECHU
Un horno de cerámica de ladrillo en Exipto lleva 25 años abandonado CHECHU

El acosador de una menor de edad en el entorno de los jardines Valle-Inclán escasas horas antes de la desaparición de Diana Quer y al que la Guardia Civil tiene perfectamente identificado formaría parte de una relación integrada por una docena de personas de interés para la investigación sobre el caso de la joven madrileña, pero sobre los que no hay suficientes indicios o evidencias para proceder a su detención. Después de que hubieran transcendido informaciones sobre la existencia de una cifra de sospechosos, entre los que figurarían el antes citado y dos acompañantes, de los que se está a la espera de saber de quienes se trataría, desde el instituto armado indicaron a través de Europa Press que no buscan sospechosos por su implicación en la desaparición de Diana y que tampoco hay “líneas cerradas” que apunten hacia un número concreto de personas de la comarca de O Barbanza presuntamente relacionadas con lo que le pudo suceder.
Del mismo modo, desde la Benemérita le indicaron a esa agencia de noticias que tampoco se llevaron a cabo nuevas batidas o búsquedas en pozos u otros lugares abandonados como fábricas abandonadas en la zona. En relación al pozo, desde este periódico tan sólo se indicó que unos vecinos del lugar de O Chazo (Abanqueiro-Boiro) pusieron en conocimiento de la Guardia Civil la existencia de uno en la conservera abandonada Boiromar, en la que la Policía Judicial hizo una inspección superficial y tomó fotografías, pero nunca se afirmó que se hicieran rastreos en el mismo. De hecho, los residentes que habían avisado indicaron que se temían que por allí no habían regresado, pese a que los agentes que acudieron la primera vez les indicaron que pasarían aviso a los investigadores. Una prueba que les hizo pensar en ello fue que no se procedió a vaciar el pozo, aunque les extrañó bastante el hecho de que hubieran desaparecido un trozo de cuerda y otro de cinta americana que aún estaban allí cuando ya marcharan los guardias civiles.
Respecto a la gran novedad que para la investigación ha podido suponer el hallazgo hace ocho días del teléfono móvil Diana Quer bajo el viaducto de la Autovía do Barbanza, muy cerca del litoral de Cespón, Juan Carlos Quer manifestó que lo considera como “un avance”, aunque añadió que la información que tiene de la Policía Judicial es muy reducida, pero que “trabajo con ella del modo más activo posible para colaborar y en eso sigo”, precisó. De todos modos, espera que sea positivo para el caso “y para conocer el paradero de mu hija”. Por otro lado, como ya dijo en su momento, el padre de la joven desaparecida insistió en que no va a hacer declaraciones sobre su hija menor, Valeria, pues lo que quiere es que esté bien y nada más.

Comentarios