sábado 20.07.2019

Un altercado entre toxicómanos en Rúa Linares Rivas generó en el comercio una gran preocupación

Una de las mujeres implicadas indicó que un hombre le disparó con un arpón, pero aparentemente no presentaba lesiones

Una patrulla de la Policía Nacional acudió al lugar, pero el altercado ya había acabado
Una patrulla de la Policía Nacional acudió al lugar, pero el altercado ya había acabado

La situación que tienen que padecer a diario los vecinos, comerciantes y viandantes de la Rúa Linares y su entorno de la calle peatonal y el Malecón, en pleno casco urbano de Ribeira, está adquiriendo unos tintes que resultan muy preocupantes y hay quien teme que algún día ocurra una desgracia. En torno a las cinco y cuarto de la tarde de ayer se registró un nuevo episodio que hizo que saltasen las alarmas en la zona. Se trató de un nuevo altercado que se inició en un primer piso de la referida calle, que algunos residentes llegan a denominar como “el supermercado de la droga”.

Según algunos testigos, el enfrentamiento entre los implicados, que incluyó gritos a un tono que resultó insoportable para el vecindario, dio comienzo en esa vivienda al parecer por una discusión relacionada con sustancias estupefacientes entre un hombre, que tiene alquilado ese inmueble, y, al menos, dos mujeres. Añadieron que la reyerta continuó luego en la vía pública, aunque también percibieron un continuo subir y bajar de gente al citado piso, que hizo que el altercado cambiase de escenario por momentos. La sensación de desasosiego e intranquilidad de los comerciantes provocó que muchos de ellos decidieran cerrar las puertas de sus negocios para que ese grave incidente “non nos salpicase”, manifestó el dueño de una tienda.

También tuvo que ser un comerciante el que alertase a la Policía Local ribeirense de lo que estaba pasando para ver si eran capaces de poner fin a ese altercado. Aunque también se solicitó la colaboración de la comisaría del Cuerpo Nacional de Policía, al lugar acudió inicialmente una patrulla de agentes municipales, que medio en el conflicto. Una de las dos mujeres implicadas en ese enfrentamiento le llegó a manifestar a un policía que un hombre al que identificó como “Millares” le había disparado con un arpón, pero aparentemente no presentaba lesiones de ese tipo. De todas maneras, tanto ella como la otra fémina, que indicaron que no llevaban encima la documentación para permitir su identificación, se subieron al coche patrulla para ser trasladadas a la comisaría ribeirense con la intención de presentar denuncia contra el supuesto agresor. Este último también expresó su intención de hacer lo mismo contra ellas.

Por su parte, los comerciantes de la zona manifiestan estar hartos de esta situación que se repite a diario, aunque algunos días adquiere un dramatismo que no están dispuestos a soportar durante más tiempo. Por ello reclaman una solución, que señalan que no pasa por echarlos únicamente de allí, “pues si se van a otro sitio, lo que sucede es que el problema se traslada a otro punto de la ciudad, pero no se erradica”. Por ello, demandan que se adopten medidas por parte de quien tenga competencias en la materia.

Comentarios