• Miércoles, 20 de Junio de 2018

Los análisis de tejidos de Diana Quer no permiten demostrar una violación

Las pruebas realizadas en el Instituto Nacional de Toxicología, en Madrid, a los restos mortales de Diana Quer ofrecieron un resultado negativo

Los análisis de tejidos de Diana Quer no permiten demostrar una violación
El cadáver de la joven Diana Quer fue hallado dentro de una nave en desuso de Asados
El cadáver de la joven Diana Quer fue hallado dentro de una nave en desuso de Asados

Las pruebas realizadas en el Instituto Nacional de Toxicología, en Madrid, a los restos mortales de Diana Quer ofrecieron un resultado negativo en cuando a la posibilidad de que evidencias en que pudo ser víctima de una agresión sexual en la madrugada de su desaparición, concretamente el 22 de agosto de 2016. Según indicaron algunas fuentes, los expertos de dicho departamento realizaron los análisis trabajando sobre unos tejidos internos genitales y anales que fueron extraídos del cuerpo de la malograda joven madrileña en la mesa donde se le practicó la autopsia a comienzos de enero en Galicia.
Se trata de unas pruebas que es necesario realizar, entre las que se encuentra la técnica forense de la histopatología, para averiguar si había lesiones, aunque había escasas esperanzas respecto a que revelase algo, después de que el cadáver de la muchacha permaneció cerca de 500 días sumergido en el agua limpia de un aljibe de la antigua fábrica de gaseosas “La Pitusa”, en el lugar de Somoza, en la parroquia rianxeira de Asados y que actualmente se encuentra en desuso. Algunos expertos indicaron que esas condiciones, pese a permitir una mejor conservación de los restos mortales, impidieron que la investigación científica pudiera demostrar una supuesta violación. También señalan que se pudieron producir otros fenómenos como autolisis o proceso biológico por el cual se autodestruyen las células, la putrefacción y el crecimiento bacteriano. Precisaron que todo ello hizo que resultase muy improbable la obtención de restos celulares de espermatozoides.

Entre las muestras que se cogieron in situ del cuerpo de Diana Quer y que fueron analizadas en los laboratorios del Instituto Nacional de Toxicología en Madrid también figuró una brida plástica de color negro que los investigadores encontraron enredada en el cabello de la joven madrileña. El resultado del análisis de la misma tampoco evidenció ningún resultado que permita concluir algún dato positivo sobre lo que se estaba buscando para perfilar la acusación contra el único investigado y detenido por este caso, el rianxeiro José Enrique Abuín Gey, “Chiclé”, que permanece en la prisión de A Lama.
Pese al revés que pueda suponer el resultado de esos análisis dentro de la investigación científica, sigue sin descartarse la violación. La Guardia Civil consideró que el hecho de que el cuerpo apareciera desnudo en el fondo de un pozo y con una brida en la cabeza pueden ser considerados como claros indicios de que el objetivo de la persona que la hizo desaparecer no fue otro que el de abusar sexualmente de la joven.