lunes 30/11/20

La ANPA “Loureda” reitera sus quejas por las necesidades del colegio Santa María do Castro

Además de persistir muchas deficiencias, sostiene que no sabe nada del proyecto de “camino seguro” para poder ir a la escuela
La asociación de padres se queja de la falta de mantenimiento de las instalaciones
La asociación de padres se queja de la falta de mantenimiento de las instalaciones

No transcurrieron aún ocho meses desde que la ANPA “Loureda” denunció deficiencias en el CEIP Santa María do Castro, y “moi ao noso pesar, temos o deber de trasladarvos a delicada situación na que se atopan as instalacións do colexio e da súa contorna”, señala el colectivo de padres en una carta remitida a los asociados. Les indica que las administraciones “fan caso omiso ou moi parcial” a sus peticiones -alguna se remonta al año 2010-, y que la situación se ve agravada debido a un “mantemento inexistente”, que deriva en que se acumulen “máis intervencións innegociables, pois estamos a falar de seguridade e saúde, non de caprichos”.

La ANPA señala que las “bonitas palabras” que recibieron en respuesta a sus demandas sólo se tradujeron en un 20% de acciones realizadas. Respecto al cambio de ventanas que debe acometer la Consellería de Educación debido a que entra aire y humedad por las cajas de las persianas, tienen la promesa “de palabra” de que esta Navidad se adjudicará el último lote para rematar la obra. Añade que aunque se logró que comenzase la obra de instalación de un ascensor -obligatorio por ley-, la promesa era que en septiembre estuviera listo, pero aún no remataron y “agora parece que van a rematar a finais deste mes”.

La ANPA “Loureda” también tiene mensajes críticos para el Concello boirense, al que le recuerda que el mantenimiento de los edificios de los colegios es responsabilidad suya, por lo que le pide la reparación y pintado de fachadas “e a súa resposta foi que non hai cartos para facelo, polo que este ano vai a chover dentro outra vez”. Pensamos que hai cartos, o que falta é xestión”. Respecto a las farolas de 40 años que se sustituyeron por otras nuevas advierte que no funcionan correctamente y no fueron a revisarlas desde agosto. E indicó que en verano le presentó un proyecto para realizar un camino seguro a la escuela, pero no hay nada nuevo, “nin sinalización vertical axeitada, nin beirarrúas en moitos accesos e tampouco os pasos de peóns necesarios. A promesa era que o remataban o 22 de outubro”. Ante esta situación, anuncia que tomarán medidas para “darlle a volta a esta insensatez de prioridades por parte das administracións”.

Comentarios