Martes 18.12.2018

Aprobado el presupuesto municipal de Ribeira con voto de calidad del alcalde

Después de dos horas y cuarto de debate y de que el alcalde hiciera un llamamiento a la responsabilidad de pensar en los ciudadanos, el presupuesto municipal ribeirense .

Una persona se interesó en comprar “Hesta Kurba” para hacer una residencia | Chechu
Una persona se interesó en comprar “Hesta Kurba” para hacer una residencia | Chechu

Después de dos horas y cuarto de debate y de que el alcalde hiciera un llamamiento a la responsabilidad de pensar en los ciudadanos, el presupuesto municipal ribeirense de 2018 salió adelante. Pero, para ello precisó del voto de calidad del presidente de la corporación, pues en la votación el PP sólo contó con el anunciado respaldo de IPdeR, mientras que los concejales no adscritos -no usaron su turno de intervención-, BNG y PSOE los rechazaron y el edil de Ciudadanos se abstuvo, para lo que argumentó que no quería ser “un obstáculo”. Manuel Ruiz inició el pleno extraordinario pidiendo que se dejasen a un lado la “liortas” partidistas y particulares para las elecciones pero, por lo que se escuchó, parecía que se estaba ya en campaña. Y advirtió que no aprobar el presupuesto provocaría que no se llevasen a cabo acuerdos plenarios unánimes y cobro de subvenciones por parte de numerosas entidades.
El portavoz del BNG, Xosé Antonio Vázquez Cobas, le achacó a Ruiz que se trataba de un presupuesto “feito á medida do PP” y le recriminó que iba por libre y “voltar á soberbia de non dialogar”. Los frentistas sostuvieron su voto contrario a dicho documento por entender que había incumplimientos de acuerdos alcanzados con ellos, “a falla de transparencia das contas públicas para 2018” y que demuestran que los populares carecen de un proyecto de futuro para Ribeira y que gobiernan improvisando día a día. Y le recriminó la falta de iniciativa para la creación de empleo y la paralización de la ampliación del polígono industrial, la falta de una política turística clara el abandono del patrimonio natural y otras.
José Manuel Vilas, del PSOE, le recriminó, al igual que hizo el portavoz de Ciudadanos, José Cardalda -también denunció diversas deficiencias-, el escaso tiempo que tuvieron para revisar la documentación facilitada y el retraso en la presentación del presupuesto, que debía estar aprobado a finales del año pasado. El edil socialista, que también le achacó a Ruiz que tomaba decisiones sin contar con la oposición como la reordenación del Malecón, cifró en el 18% el grado de ejecución del presupuesto del año pasado, con gran cantidad de obras pendientes de realizar tanto en saneamientos, abastecimientos, pavimentaciones y mejoras en instalaciones deportivas, culturales y recreativas, y que falta compromiso de inclusión de obras como la de las aceras en la Rúa Sidreiras o el convenio con el IGVS sobre tres áreas de rehabilitación integral en Bandourrío, O Rueiro (Palmeira) y Corrubedo.
Rosa García Pose, de IPdeR, insistió en lo manifestado días antes para apoyar el presupuesto, “por responsabilidade para cos veciños que son os que nos aportan os cartos”, precisando que a veces hay que renunciar a obras pues no hay para todos. Incidió en la necesidad de modificar la RPT. Y a la acusación de Vázquez Cobas de que se acoplaba al Ejecutivo local, García Pose le acusó de falta de respeto que mantiene pleno tras pleno hacia un grupo independiente que no admite una hoja de ruta ni del BNG, ni PP, ni Ciudadanos, ni del PSOE, para luego replicarle que IPdeR se acopla a las familias que tienen un dependiente, a la Real e Ilustre Cofradía da Dorna, a clubes deportivos y comisiones de fiestas para que reciban las subvenciones que les permitan funcionar, al igual que se comprometió a apoyar todas las ayudas y medidas que haya en esa línea. Y dijo que votar en contra del presupuesto era hacerlo también de las subvenciones que necesitan esos colectivos para sus actividades. l

Comentarios