domingo 12.07.2020

AROUSA - Seis detenidos en el marco de una operación antidroga en A Pobra y Vilagarcia

Seis son los detenidos por el momento en el operativo iniciada por el Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA) de  la Guardia Civil de A Coruña, y que se desarrolló hasta el momento en las localidades arousanas de A Pobra y Vilagarcía.

La Guardia Civil se incautó de 100 plantas de marihuana en una vivienda de A Ribeiriña
La Guardia Civil se incautó de 100 plantas de marihuana en una vivienda de A Ribeiriña

Seis son los detenidos por el momento -el último de ellos esta misma mañana en un piso del Cantón da Leña, de A Pobra- en el operativo iniciada por el Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA) de  la Guardia Civil de A Coruña, y que se desarrolló hasta el momento en Vilagarcía y en la localidad pobrense. Los investigadores, que llevaron a cabo el registro de media decena de viviendas, los consideran integrantes de dos organizaciones de una red de distribución de droga. De hecho, se incautaron de un kilogramo de cocaína y medio de heroína, así como hachís en los registros realizados en la zona de O Salnés, mientras que en una de las casas pobrenses localizaron un centenar de plantas de marihuana. En esta operación también se intervinieron instrumentos habitualmente empleados para la adulteración, prensado y distribución de la droga, más de 60.000 € en efectivo y varios vehículos propiedad de los arrestados.

Pese a haberse decretado el secreto de las actuaciones, desde el instituto armado han ofrecido algunos detalles de la operación antidroga, que es consecuencia de las investigaciones que sus agentes vienen realizando desde hace más de 6 meses bajo la dirección del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 1 de Riveira, tras detectarse la existencia de un importante punto de distribución de sustancias estupefacientes que, presuntamente, suministraba droga de manera continuada a numerosos toxicómanos y traficantes de menor entidad de O Barbanza y otras localidades limítrofes.

Al inicio de las pesquisas, los agentes pudieron comprobar  el intenso tráfico ilícito que se estaba llevando a cabo desde varias viviendas de la localidad de A Pobra y la relación estable que los responsables de este grupo mantenían con otros traficantes de Vilagarcía en orden a la provisión periódica de las sustancias estupefacientes que luego destinaban a la distribución minorista. Tras descubrirse dicha conexión, las investigaciones se ampliaron a los integrantes de la red que actuaban la citada capital arousana, y los agentes de la EDOA detectaron que dicho grupo, además de las cantidades de droga que suministraban a los investigados inicialmente, disponían de su propia red de distribución local y tenían capacidad para llevar a cabo operativas vinculadas a cantidades más importantes de droga.

Debido a los antecedentes delictivos por tráfico de drogas con que ya contaban la mayor parte de los ahora detenidos, algunos de los cuales ya fueron objeto de una anterior operación policial realizada en 2007, desde un primer momento los guardias se encontraron con grandes dificultades en la investigación, debido principalmente a las estrictas medidas de seguridad que estos adoptaban para mantenerse en contacto, lo cual se veía favorecido por la proximidad de ambas localidades. Buena muestra de tales dificultades lo constituye la elección de una casa situada en el lugar de Areeiro-Sobradelo para almacenar la principal partida de droga de la que disponían en cada momento y, más aún, la de su ocultación enterrada en un depósito instalado al efecto en una zona próxima a unas cuadras.

Los investigadores han destacado que debido a la dinámica habitual del tráfico medio de sustancias estupefacientes resulta muy difícil la aprehensión de grandes partidas de droga, ya que este nivel del tráfico de drogas se basa más en la repetición de las operativas de intermediación que en el acopio de importantes cantidades de droga, por lo cual normalmente sólo disponen de aquellas que puedan necesitar de manera urgente o que vayan a ser vendidas a corto plazo. Un aspecto que evidencia de forma más clara la superioridad y capacidad de los integrantes de estas redes es en la posesión de grandes cantidades de dinero en efectivo y un alto nivel de vida, lo que explicaría en esta ocasión la incautación de más de 60.000 euros y varios vehículos de alta gama.

Según fuentes a las que ha tenido acceso este periódico, la operación sigue abierta y no se descarta que en las próximas horas o días se puedan practicar nuevas detenciones en las localidades en las que se realizaron los registros y en algunas cercanas. Del mismo modo, los detenidos en este operativo antidroga previsiblemente pasarán mañana a disposición de la autoridad judicial encargada de instruir las investigaciones.

Comentarios