martes 18.02.2020

Asados revivió con el accidente mortal del jueves la tristeza que invadió Isorna hace 20 meses

El alcalde de Rianxo, Adolfo Muiños, manifestó poco después del accidente mortal del jueves en la AC-305, a su paso por Burés-Asados, que le costó la vida al matrimonio formado por Fernando Pérez Collazo y Susana Escobar Pérez, ambos de 41 años,

Hace 20 meses falleció otra pareja de Rianxo en un accidente en la AG-11 | CHECHU RÍO
Hace 20 meses falleció otra pareja de Rianxo en un accidente en la AG-11 | CHECHU RÍO

El alcalde de Rianxo, Adolfo Muiños, manifestó poco después del accidente mortal del jueves en la AC-305, a su paso por Burés-Asados, que le costó la vida al matrimonio formado por Fernando Pérez Collazo y Susana Escobar Pérez, ambos de 41 años, que desde que se abrió la Autovía do Barbanza descendió el volumen de tráfico en esa carretera comarcal y que ya no era frecuente que se registrasen accidentes de tal magnitud. Añadió que aunque era algo poco habitual, la tragedia se cebó con la localidad por partida doble, al ser un vial que atraviesa el municipio el escenario de este dantesco siniestro -los cuerpos de la pareja quedaron carbonizados al verse el coche envuelto en llamas tras la colisión con un camión-, y por tratarse de dos personas que residían en la localidad.


Pese a que al mandatario no le sobrasen razones para decir eso, lo cierto es que la consternación que está viviendo desde entonces la parroquia de Asados, de donde es originaria la familia del hombre fallecido, ha provocado que se recordase otro accidente de circulación cuyas consecuencias también invadieron de tristeza a una parroquia rianxeira, ya que de Isorna era Antonio Collazo Moares, de 39 años, que falleció en un accidente registrado en la Autovía do Barbanza hace 20 meses, concretamente el 6 de septiembre de 2015, así como su pareja, la madrileña María Asunción Camino Sanz. En aquella ocasión el Skoda Felicia en el que iban ambos recibió un impacto frontal de un BMW 320d, conducido por un septuagenario de Cures y que iba en sentido contrario.


En aquella ocasión, aunque el resultado fue el mismo con la muerte de la pareja, también se incendió el coche, pero los conductores y acompañantes de los otros vehículos que pasaron por el lugar pudieron sacarlos y prestarles los primeros auxilios, aunque todos los intentos por salvarles la vida resultaron infructuosos.


Otro accidente de tráfico que ocurrió un mes y medio antes que este último y tiño de luto el municipio rianxeiro fue el que se cobró la vida del palmeirense Víctor Manuel Redondo Fernández, de 28 años, que regresaba con su tío de 74 años -resultó herido grave- de llevarlo al Hospital do Barbanza.


El vehículo que conducía, un Skoda Fabia gris, se salió de la vía por el margen izquierdo cerca del acceso de Rianxo y el joven falleció en el acto. Aunque quedan más lejos en el tiempo, cabe recordar que fueron numerosas las víctimas mortales habidas en el tramo de las curvas de Vilas de la antigua vía rápida.

Comentarios