jueves 17.10.2019

El aumento de los ataques de los lobos al ganado genera temor en el rural de Boiro

Cuatro ejemplares mataron ayer a seis cabras a plena luz del día en el lugar de Graña a escasos 150 metros de las casas
Uno de los animales atacados por los lobos en el lugar de Graña, en Boiro | cedida
Uno de los animales atacados por los lobos en el lugar de Graña, en Boiro | cedida

El incremento de los ataques de los lobos en el rural de Boiro está generando una profunda preocupación vecinal, no solo por la superviviencia de sus animales, sino también por su integridad física. El último episodio ocurrió ayer en el lugar de Graña, a escasos 150 metros de las casas, cuando cuatro lobos atacaron a un rebaño de cabras que pastaba en una zona acotada.

El ataque se saldó con seis cabras muertas y la situación no fue a más porque el propietario de las mismas acudió en su auxilio y pudo ahuyentar a las fieras antes de que atacaran a más.

“Non é a primeira vez que nos pasa”, relata Andoni, el propietario de las cabras atacadas, quien lamenta que después de poner varias denuncias ante la Consellería de Medio Ambiente “nunca recibimos nada”.

Indica que posee una granja con animales que cría para después venderlas a la industria cárnica y que de un tiempo a esta parte está teniendo importantes pérdidas como consecuencia de la acción de los lobos.

Este afectado señala que son varios los vecinos afectados por la acción de estos animales y dice que todos coinciden en que la situación se está haciendo insostenible dada la inseguridad con la que viven.

Recuerda que el ataque de ayer se produjo a plena luz del día y sobre este punto dice que “cando me din conta de que estaban a atacar aos animais vin catro lobos a 150 metros das casas”.

Esta situación le lleva a reflexionar sobre qué pasaría si sus animales no estuvieran pastando en la zona. “Non sei que pasaría se non atopan comida, seguramente atacarían a un can e despois quen sabe”.

Manuel, otro de los afectados por los ataques de los lobos en los montes de O Barbanza, indica que “onte tocou na Graña, pero o outro día tamén mataron animais en Santa Cruz, en A Pobra”, lo que indica que el problema es generalizado.

Medio Ambiente prohíbe realizar batidas de lobos alegando que están en peligro de extinción y los vecinos insisten en que es necesario que se actúe de forma urgente por parte de la Administración porque “están a comernos o gando e é do que vivimos”. Andoni es más explícito en este sentido y argumenta que “nós pagamos todo o que hai que pagar para traballar cos animais e resulta que ven o lobo e nolos come. Se seguimos así chegará un momento no que nos aburramos e deixemos todo”, lo que conllevaría, dice, otro problema añadido y es que “os lobos non terían gando que comer e terían que buscar outras cousas”.

Los vecinos afectados aseguran que viven con temor no solo por lo que le pueda pasar a sus animales, sino también a las personas ante la continuidad de los ataques de los lobos.

Comentarios