martes 27/10/20

Un barbanzano acusado de abusos sexuales a la hija de unos parientes elude la prisión gracias a un acuerdo

Sobre la responsabilidad civil se acordó que indemnice al representante legal de la chiquilla con 3.000 euros y que una quinta parte de cada pena la cumpla en trabajos a beneficio de la comunidad

El juicio contra un barbanzano por abusos sexuales a una niña se celebró a puerta cerrada en la sección compostelana de la Audiencia Provincial
El juicio contra un barbanzano por abusos sexuales a una niña se celebró a puerta cerrada en la sección compostelana de la Audiencia Provincial

El barbanzano que el viernes se sentó en el banquillo de los acusados de la sección compostelana de la Audiencia Provincial por abusos sexuales a la hija menor de edad de unos parientes en octubre de 2017 eludirá la prisión gracias al acuerdo alcanzado entre su defensa y Fiscalía. Los términos del mismo contemplan que se aprecia atenuación del daño y se solicita una pena mínima de dos años de cárcel por cada uno de los dos hechos delictivos que se le atribuyeron. El Ministerio Público sostuvo en su escrito de acusación que en la referida fecha el procesado se hallaba en casa de unos parientes, y con la excusa de instalar la Wifi entró en el dormitorio de ellos, donde la niña estaba tumbada en la cama y viendo la televisión. Se acercó y tumbó junto a ella y le ofreció dinero para comprar golosinas, al tiempo que comenzó a hacerle tocamientos en vagina y pechos, cesando en su actitud al propinarle un manotazo. Días después, ese individuo se acercó a ella por detrás cuando la pequeña se encontraba en el baño y frotó sus genitales contra ella, que lo empujó para que lograr que la dejase.

Sobre la responsabilidad civil se acordó que indemnice al representante legal de la chiquilla con 3.000 euros, de los que ya ingresó 1.000, mientras que el resto lo abonará en 20 plazos a razón de 100 euros cada uno. Además, se acordaron 5 años de alejamiento por cada hecho, es decir, 10 años, de los que habrá que descontar el tiempo ya cumplido tras dictarse una orden similar el 20 de diciembre de 2017, y estará en libertad vigilada por tres años. La defensa pidió la suspensión de las penas de prisión, a lo que el Ministerio Público no se opuso, siempre que acabe de abonar la responsabilidad civil, que cumpla el alejamiento y que una quinta parte de cada pena la cumpla en trabajos a beneficio de la comunidad. 

Comentarios